Los tronos de la Piedad

Ahora que la Hermandad de la Piedad planea realizar un nuevo trono, no puedo evitar recordar el capítulo que escribí hace tres años en el libro Historia de la Real Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad (1926-2016). Capítulo que versaba, precisamente, sobre los diferentes tronos de la Piedad a lo largo de su historia. Investigación que me deparó gratas sorpresas, sobre todo en lo que se refiere a la atribución de uno de aquellos tronos. Dejo aquí algunas pequeñas referencias a lo escrito en el mismo, como breve repaso a los diversos tronos que ha tenido esta hermandad, reflejo de una constante búsqueda de aquel que pudiera estar a la altura del portentoso grupo escultórico de Palma.

1929-1931. En los tres primeros años, el grupo escultórico fue procesionado sobre un trono dorado diseñado por Francisco Palma García. En la ejecución contó con la inestimable ayuda de Francisco Silva, carpintero apreciado e irremplazable de los Palma, quien se encargó de la carpintería del trono. Estaba formado por una gran plataforma central, que servía de peana, y decorada en sus crujías con motivos vegetales. En las esquinas se disponían cuatro faroles de gran tamaño que dan luz al trono. Elementos del trono, incluidos los faroles, se emplearon como altar del grupo escultórico en la iglesia de la Merced.

Este primer trono del año 1929 quedó grabado en la memoria de los cofrades, intentando emularse posteriormente con mayor o menor acierto. A partir de 1975, se abandonó esa idea originaria.

1
La Piedad sobre el trono obra de Francisco Palma García (1930) [Foto: @nosoloalameda]

1941-1943. En 1941 se produjo la primera salida procesional tras la reorganización, empleándose una simple mesa de trono, adornada con flores; la cual, según fuentes orales, fue cedida por la Archicofradía de la Expiración. Sin embargo, hay constancia de un pago por la hermandad a Francisco Palma Burgos, un mes antes de la Semana Santa de aquel año, bajo el concepto mesa del trono. Al año siguiente, se realizaron trabajos de adecentamiento por el propio Palma Burgos, añadiéndose elementos ornamentales e incorporando cuatro grandes cirios que flanqueaban el trono. En 1943 se sustituyeron los cirios por cuatro arbotantes, dando una mayor luminosidad. A pesar de las modificaciones introducidas, no dejó de tener un carácter provisional.

2
La Piedad sobre el trono obra de Francisco Palma Burgos (1943) [Foto: La Saeta]

1944-1961. Tras la Semana Santa de 1943, la hermandad designa una comisión con la finalidad de que se realizase un trono nuevo, inspirado en el de 1929.

El profesor Agustín Clavijo atribuyó la autoría de este trono al tallista José Fernández Salmerón, cuyo taller estaba situado, según el historiador, en la calle de la Amargura del barrio de la Victoria. Se basó para esta atribución en informes orales de antiguos cofrades. Revisando los documentos obrantes en el archivo de la hermandad, podemos concluir que el autor del mismo no fue Fernández Salmerón, sino el tallista y modelista Antonio Conesa López, que tenía su taller en los números 11 y 13 de calle de la Victoria. Consta que el 26 de octubre de 1943 recibió el primer pago a cuenta para la ejecución del trono y que el 30 de noviembre la comisión de trono visitó el taller, comprobando que los trabajos estaban más avanzados de lo que con arreglo al contrato correspondería para esas fechas.

En la Semana Santa de 1944, la Piedad procesionó sobre el trono realizado por Conesa. Trono diseñado en la misma línea que el de 1929, compuesto de un cajillo de frentes lisos y oscuros, decorados con placas rectangulares de tallas doradas y una gran cartela en sus centros respectivos. Cuatro grandes faroles sobre altas columnillas salomónicas completaban el vistoso trono. Este trono, a pesar de que por sus características debía cumplir lo deseado por los hermanos, parece que no terminó de satisfacer plenamente. Por ello, a partir de 1950, comienza a sufrir una profunda transformación que duraría cinco años.

El aspecto más llamativo de esta transformación fue la desaparición de las cuatro columnas salomónicas que lo flanqueaban. La reforma de los faroles fue realizada por los Talleres Crespo en 1950.

3vv
La Piedad sobre el trono obra de Antonio Conesa López (1944) [Foto: Archivo Díaz de Escovar]

1962-1974. La hermandad confió el trabajo de hacer una reinterpretación del trono de Palma García a Pedro Pérez Hidalgo, quien lo ejecutó realizando algunas modificaciones finales sobre su propio diseño. Era un trono de madera tallada y dorada, con dos plataformas unidas por el centro y por los extremos, con volutas de hojarasca dorada. Sobre la plataforma inferior, arrancan cuatro faroles sobre columnas salomónicas. Nuevamente, los artísticos faroles.

En la Semana Santa de 1962 procesionó por primera vez, causando una gran admiración, siendo calificado en la revista  La Saeta  de trono del más puro estilo barroco malagueño. No estuvo exento de reformas. Entre las realizadas por la hermandad en el año 1964, se encontraban unas valiosas cabezas de varales doradas con espléndido remate en capillas, dentro de las cuales figuran imágenes de la Pasión (SUR 29/03/1964). En 1968 sufriría la reforma más llamativa. De nuevo, se iban a sustituir los característicos faroles de las cuatro esquinas del trono. Fue sustituido para la Semana Santa de 1975.

Se ha especulado con la posibilidad de que la hermandad encargara un nuevo proyecto a Pérez Hidalgo en torno al año 1970 y que, incluso, se llegaran a realizar trabajos en madera. En la actualidad, sobre este trono procesiona un Crucificado en la localidad malagueña de Alameda.      

5
La Piedad sobre el trono obra de Pedro Pérez Hidalgo (c.1966) [Foto: @nosoloalameda].

        

1975-1980. En la Semana Santa de 1975, la Hermandad de la Piedad estrenó nuevo trono, diseño de Eduardo Cebreros Rueda y ejecutado, desde el mes de abril de 1974, en los talleres de MAFE, en el polígono industrial El Viso. Es un conjunto de finas líneas, con armazón de aluminio y aplicaciones de plata cincelada y cuatro grandes portabebeteros. Tanto las partes frontal y trasera llevan pequeñas figuras de la Pasión del  Señor. (La Tarde 29/03/1975). En la revista Guión de 1975 se apuntaba que los cuatro artísticos ciriales, que van en las esquinas del mismo, son del orfebre lucentino Angulo.

mafe
La Piedad sobre el trono diseñado por Eduardo Cebreros Rueda (c.1975) [Foto:@nosoloalameda]

1981- Actualidad. En 1981 la Hermandad de la Piedad estrenaba nuevo trono. El nuevo trono obra de los talleres de José Morales García, con tallas de Carlos Castillejos y Francisco Martín. Un trono que gustó extraordinariamente por su severidad y de una línea artística muy conseguida, así como el efecto de su iluminación directa (SUR 19/04/1981). Estaba aún sin terminar y se decía que llevaría un Crucificado, las imágenes de  San Ciriaco y Santa Paula, y las cabezas de los apóstoles. El diseño fue obra del escultor Antonio Téllez de Rivera, quien, por cierto, restauraría el grupo escultórico en 1987. El trono no procesionó totalmente terminado hasta 1986, ya que se fueron añadiendo sucesivamente diversos detalles, como el Crucificado de la capilla de su frente en el año 1984. En los años 1986 y 1987 se producen una serie de mejoras en el trono por Rafael Ruiz de Liébana, colocando gruesas volutas en las esquinas, además de una mayor riqueza de hojarascas que desvirtuaban, en opinión del profesor Agustín Clavijo, la frialdad y sequedad de la que adolecía anteriormente. Suso de Marcos intervino en la imaginería. Este es el trono que se mantiene en la actualidad con diversas modificaciones posteriores, siendo el que se ha empleado durante más años por la Hermandad de la Piedad.

Concluía, entonces, preguntando si había finalizado la búsqueda. Esperemos que los hermanos consigan encontrar un trono que esté a la altura del portentoso grupo escultórico de Palma.

.

Mi agradecimiento y mi recuerdo a Cecilio Rodríguez Sánchez.

[Foto de portada: La Piedad sobre el trono obra de Pérez Hidalgo (La Saeta)]

Comments: 2

  1. José says:

    Buenas Noches
    Me gustaría conseguir el libro de la historia, donde podría comprarlo?

    Gracias, un saludo.

    • nosoloalameda says:

      Buenos días, contacte con la hermandad porque creo que se va a publicar una segunda edición.
      Un saludo.

Responder a nosoloalameda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *