LA SOLEDAD DEL SEPULCRO EN SAN ROMÁN

Los años de la Segunda República fueron convulsos para las cofradías en toda Andalucía. Años que dejaron multitud de historias, y algunas de ellas con un final insospechado para sus protagonistas, decidiendo el destino de  forma caprichosa.

El escultor malagueño, afincado en Sevilla, José Merino Román recibió el encargo de realizar una imagen que reemplazara a la Dolorosa de la Hermandad de la Hiniesta, atribuida a Martínez Montañés, que había sido destruida en 1932.  El artista cumplió con el encargo, sin embargo, la hermandad no resultó satisfecha con la obra ya que pretendía una reproducción lo más fiel posible de la imagen desaparecida; a pesar de tener rasgos similares, el escultor no consiguió la identidad solicitada. La hermandad, que había hecho el mismo encargo a otros artistas entre los que se encontraba el también malagueño Cayetano González Gómez, decidió aceptar la imagen obra de Castillo Lastrucci. En el momento del dictamen, la Dolorosa realizada por Merino Román se presentó ataviada de hebrea y tocada con un aro de diez estrellas.

Soledad Sepulcro para la Hiniesta
La imagen tal y como se mostró al dictamen de la Hermandad de la Hiniesta [Foto:elforocofrade.es]

La imagen volvió a su taller sito en el número 66 de la calle Relator, en el barrio de la Macarena. Fue un varapalo para el artista que intentaba hacerse un hueco en unos años difíciles, a pesar de haber realizado ya trabajos meritorios en la capital hispalense como la imaginería del primitivo respiradero neogótico del paso de Ntra. Madre y Señora de la Merced, de la Hermandad de Pasión, en 1929. Además, participó en la decoración plateresca del Ayuntamiento sevillano, en la fachada este.

Pasados tres años parecía que la suerte iba a cambiar. En 1935 la Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental Ánimas Benditas y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias, conocida como la Hermandad de los Gitanos, se interesó por la talla que el artista malagueño había realizado para la Hiniesta. Los cofrades querían sustituir la imagen de su titular mariana, obra de José Montes de Oca. Los motivos se desconocen, aunque se apunta el deseo de preservarla ante la incertidumbre de aquellos años; este argumento, sin embargo, se desmorona si se analizan los hechos que sucedieron posteriormente.

primitiva obra de Montes de Oca -destruida 1936
María Stma. de las Angustias (Montes de Oca), destruida en 1936 [Foto:cofrades.pasionsevilla.tv]

La imagen fue adquirida por la hermandad y bendecida en San Román en la tarde del jueves 4 de abril de 1935. La ceremonia comenzó a las seis de la tarde y estuvo presidida por el cardenal Eustaquio Ilundain. La nueva imagen de las Angustias de la Hermandad de los Gitanos ya recibía culto, y durante los días 10, 11 y 12 de abril se celebró un triduo.

Soledad Sepulcro como Angustias
María Stma. de las Angustias (Merino Román), actual Soledad de la Hermandad del Sepulcro [Foto:elforocofrade.es]

Llegó la Semana Santa, y la nueva imagen iba a procesionar por las calles de Sevilla. Curiosamente, se cree que la moldura a modo de respiraderos del paso de palio de las Angustias procedía del palio de plata realizado en el taller de Isaura y en el que procesionó la Esperanza Macarena hasta 1890. La siguiente fotografía plasma un momento para la historia: en el interior de San Román, una imagen realizada por un malagueño preparada para ser procesionada en la Madrugá sevillana, y que el destino llevaría a su Málaga natal.

Soledad Sepulcro Madrugá 1935
Semana Santa de 1935 [Foto: cuestiondecofradias.blogspot.com]

El cortejo partió de la iglesia de San Román a la hora programada, acumulándose retrasos durante toda la jornada. “Cerraba la marcha la de San Román, que entró en la Basílica cuando el sol iluminaba de lleno el cuadro incomparable” (diario ABC 20/04/1935).

gitanos-antiguo-de montes de oca entrando en San Roman pasionen sevilla
Primitiva imagen de Ntro. Padre Jesús de la Salud, obra de Montes de Oca [Foto: pasionensevilla.abcdesevilla.es]

En la Semana Santa de 1935 volvían las procesiones en la ciudad de Málaga tras el paréntesis originado por los sucesos de 1931. La Hermandad del Sepulcro, que afortunadamente no había sufrido daño alguno, procesionó el Viernes Santo saliendo desde el Santuario de la Victoria.

En Sevilla, pasada la Semana Santa, la  Hermandad de los Gitanos decidió restituir la anterior imagen titular y devolver a Merino Román su obra. Tristemente, la Virgen de las Angustias, de Montes de Oca, sería destruida en el inicio de la Guerra Civil.  El comienzo de la contienda causó igualmente la pérdida de las dos imágenes titulares de la Hermandad del Sepulcro.

A finales de 1937, los cofrades encargan la realización de una nueva imagen de Ntro. Padre Jesús del Santo Sepulcro al artista granadino Nicolás Prados López. Era el momento de reemplazar la imagen de Ntra. Sra. de la Soledad, donada por Álvarez Net, que había sido destruida.  Tuvieron conocimiento de la talla realizada por el artista malagueño que se encontraba en Sevilla. La hermandad acordó la adquisición de la misma, formalizándose el contrato el 11 de abril 1938, Lunes Santo. Se desconoce la fecha de la nueva bendición, pero debió ser entre finales de abril y principios de mayo de aquel mismo año.

Se procesionó por primera vez, por las calles de Málaga, en la Semana Santa de 1939. Lo hizo sobre el antiguo trono gótico realizado en la Casa Orrico de Valencia en 1922 que había conseguido salvarse de la destrucción. Estrenó una saya bordada sobre terciopelo negro y un palio de malla realizados por las religiosas del Servicio Doméstico.

Finalmente, la imagen que tallara José Merino Román, y que llegó a procesionar en la Madrugá sevillana, lo hacía en su ciudad. Imagen que posteriormente fue sometida a varias restauraciones, destacando las de 1973 por Luis Álvarez Duarte y 2006 por Juan Manuel Miñarro López, ambas en Sevilla. Curiosa historia.

Soledad Sepulcro Semana Santa de 1942
Ntra. Sra. de la Soledad en la Semana Santa de 1942 [Foto: Arguval]

 

Fuentes: Diario ABC (1935)/Revista La Saeta (1935)/ “La gubia de lo desconocido”. Diario SUR (02/04/2010)/VV.AA. , Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad, 2002.-I Centenario Fundacional, Ed. Hermandad Santo Sepulcro (1994)/GABARDÓN DE LA BANDA, J.F., Palios de Sevilla, Tomo II-Los pasos de palio hispalenses. Ed. Ediciones Tartessos S.L. (2006)

Páginas web: cuestiondecofradias.blogspot.com

[Foto de portada: Soledad del Santo Sepulcro (Revista La Saeta)]

 

Comments: 1

  1. ultimatulipa says:

    Muchas gracias por documentar esta parte de la historia de mi actual titular.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *