Semana Santa de 1913

Ya es Semana Santa, sí pero del año 1913. Bastante distinta, como la ciudad; no existe la Agrupación, no hay recorrido oficial ni focos, pero sí procesiones, aunque no tan suntuosas.

Lo primero que sorprende es el número de cofradías que salen, llegando hasta seis; el año pasado solo lo habían hecho la Pollinica y El Rico. Además de la plaza de la Constitución y la calle Larios, la calle Nueva es un lugar idóneo para ver las procesiones ya que todas pasan por allí. La calle Nueva, esa vieja calle, cofrade al menos desde el siglo XVII. Otra plaza, la de la Merced, constituye igualmente un lugar característico e indispensable para las cofradías malagueñas.

Llega el Domingo de Ramos y comprando La Unión Mercantil regalan un crucifijo de metal imitando a marfil de gran calidad; bueno, en realidad por solo diez pesetas más. Y a las dos de la tarde sale de la iglesia del Císter la Pollinica, acompañada de 150 niños con ramas de oliva y 300 más, con palmas, pertenecientes a piadosas congregaciones. El primer momento emocionante de esta Semana Santa y que más público aglutina se vive al pasar por calle Álamos, donde está el convento de la Encarnación. Se abren las puertas y entra el trono en la iglesia, donde las monjas, a los acordes del órgano, entonan cánticos en alabanza al Señor.

pollinica 1913 por calle Nueva
Pollinica por calle Nueva en 1913 [Foto: La Unión Ilustrada]

El Martes Santo sale el Huerto de los Mártires a las ocho de la noche, con un tiempo desapacible que desluce la procesión. No pasa este año por calle Compañía, en teoría por su estrechez, lo que ha llevado a un grupo de vecinos de esa calle a quejarse al diario que lo anunció ya que estaban alquilados varios de sus balcones; ya se sabe, la culpa del mensajero. Si no se tiene para balcones, se aconseja para evitar las bullas y las carreras meterse en un portal estratégico y darle coba a la portera. Buen tema de conversación puede ser la anunciada dimisión de don Luis Armiñán como diputado en el Congreso por Málaga. Tema que preocupa hasta el punto de que el Miércoles Santo, el presidente de la Cámara de Comercio, don José Álvarez Net (quien regalaría al año siguiente una nueva imagen de la Soledad del Sepulcro), ha convocado una Asamblea de Entidades para tratar que el Sr. Armiñán, al que tanto debe Málaga, cambie de opinión y para solicitar al Ayuntamiento que coloque su nombre a un nuevo puente.

huerto en 1913
La Oración en el Huerto en los Mártires antes de la salida de 1913 [Foto: La Unión Ilustrada]

A pesar de que estaba previsto que lo hiciera dos días más tarde, La Puente sale ese Miércoles Santo a las siete y media de San Juan, exhibiendo importantes reformas en el trono obra de Rodríguez Zapata  El Jueves Santo amanece caluroso y espléndido, y ya de noche salen de Santo Domingo “El Moreno” y la Esperanza; cerrando va la banda “La Artística”, que ya había salido con la Pollinica.  A las dos de la madugada vuelven a su templo dominico.

3
La Puente en el interior de San Juan en el año 1913 [Foto: La Unión Ilustrada]

Continúa el buen tiempo el Viernes Santo, animándose desde las tres de la tarde las vías céntricas de la ciudad, así como la subida al Calvario. La cofradía de El Rico ha anunciado durante la semana que “los señores que deseen asistir, túnicas para esta procesión pueden pasar a recogerlas desde el Domingo de Ramos al Miércoles Santo, siendo preciso ir recomendado por personas que lo garantice”. Han cambiado de día en el último momento, ya que estaba previsto que salieran ayer. Nada más salir de Santiago a las siete de la tarde, la procesión formada espera en calle Granada a que llegue la Hermandad del Santo Sepulcro desde la Victoria, para ir juntas. Es el último año que procesiona la primera imagen de Ntra. Sra. de la Soledad, y lo hace acompañada por alumnos del seminario.

El cortejo causa la máxima expectación por su extensión, sobre todo por calle Larios. Las doce y media de la noche y la procesión llega al Pasillo de la Cárcel para que Jesús El Rico libere al preso. Muchos de ellos, agolpados en las ventanas cantan saetas, ofreciendo un espectáculo conmovedor. El preso liberado marcha delante del trono de Jesús con una vela y, con los últimos acordes de una marcha fúnebre, la cárcel vuelve a sumirse en su silencio lúgubre.

Se pone fin a la Semana Santa del año 1913. Málaga recupera la normalidad y se abren, después de una semana, los cines y los teatros, inaugurándose el Cine Moderno en calle Juan de Austria. Por cierto, una semana más tarde el Sr. Armiñán inauguró su puente, el primero de hormigón armado de la ciudad, y no dimitió. Puente que sería utilizado en años posteriores por la Soledad de San Pablo y Zamarrilla para ir al centro.  Pero no solo crecía Málaga, algunas cofradías también lo hacían; a finales de mayo, las Fusionadas recibían a la Hermandad de la Exaltación, uniéndose al año siguiente al panorama procesional.

 

(Artículo publicado en el diario La Opinión de Málaga el 16 de marzo de 2013)

 

Fuentes: La Unión Mercantil (1913), La Unión Ilustrada (1913).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *