LA PRUEBA

Año 1993. Dos cofradías malagueñas se sometían a un examen; si lo aprobaban, formarían parte de la Agrupación de Cofradías. Aunque parezca que se simplifica mucho la cuestión con estas afirmaciones, representan lo que supuso aquella prueba a cofrades hecha por los propios cofrades.

Crucifixión y Nueva Esperanza se enfrentaban a un examen práctico en la calle en la Semana Santa de 1993, sin conocer muy bien qué se valoraría; quizá la seriedad, el orden, el patrimonio exhibido, los tiempos de paso, la religiosidad, el “malagueñismo”… La revista La Saeta tampoco sacaba de muchas dudas; así se indicaba respecto a Crucifixión que pasará por el recorrido oficial…puesto que la Agrupación de Cofradías, según decisión de sus órganos de gobierno competentes, ha admitido dicha posibilidad a título de “prueba”, a fin de cumplimentar los requisitos exigidos para la integración de esta cofradía en la  entidad agrupacional, tal y como los tiene solicitado.  En el caso de Nueva Esperanza se decía que la prueba era a fin de comprobar los extremos que la hermandad necesita para cumplimentar los requisitos necesarios para su admisión en el seno agrupacionista. 

La comisión de la Agrupación que se encargaría de informar sobre los desfiles procesionales que iban a realizar Crucifixión y Nueva Esperanza estaba integrada por Pedro Gallego Sanchís (Prendimiento), Juan Cano Martín (Expiración) y Carlos Ismael Álvarez (Esperanza).

Llegó el día del examen para Crucifixión, Lunes Santo. Hermandad humilde, con un modesto y sencillo trono adquirido a la Hermandad del Descendimiento. Trono llevado a hombros de jóvenes, en su mayoría del Colegio Maristas que se habían visto embarcados en esta aventura gracias al hermano Cabello. Y entre ellos, un joven de dieciséis años que por fin veía cumplido su sueño de llevar a su Virgen, María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad; con mucha responsabilidad, ya que debía aportar su granito de arena para que todo saliera a la perfección. Nadie le explicó el porqué de aquel examen, ni el motivo por el que no era suficiente con la labor que hacía su hermandad en las zonas de El Ejido y la Cruz Verde.

Antes de la salida, la Banda Municipal de Álora interpretó la marcha “Crucifixión” del maestro Rafael Hernández; marcha con la que pasaría por la Tribuna. A las cinco y cuarto se puso en marcha el cortejo, encabezando la procesión la Banda de Cornetas y Tambores del Buen Pastor. Ya estaba en la calle y acompañándola en ese día tan especial estaba el padre Cacho, que se había desplazado desde Valencia. Durante el recorrido, se escuchaban comentarios de todo tipo y conversaciones en las que se preguntaba: “¿Y esta cuál es?”, a lo que el interlocutor generalmente contestaba que era “la nueva”.

La sencillez y belleza con la que Ella iba no dejó indiferente a nadie.

Crucifixión 1993
María Stma. Mayor Dolor en su Soledad, 1993 [Foto: @nosoloalameda]

La tensión fue máxima al entrar en el recorrido oficial, pidiéndose la venia en Tribuna a las ocho y media de la tarde. Todo salió como debía salir, solo quedaba esperar.

Segunda jornada de examen, Martes Santo; le tocaba el turno a Nueva Esperanza. A las cuatro de la tarde, desde el Camino de los Castillejos, se iniciaba el recorrido más largo y de mayor duración de toda la Semana Santa de Málaga. Desde Nueva Málaga, una joven hermandad debía completar una verdadera hazaña, lo que hizo con mucha ilusión. La imagen de Jesús Nazareno del Perdón había sido restaurada por su autor, Pedro Pérez Hidalgo; y el trono, compartido con el Sagrado Corazón, se adecuó para la ocasión. El trono de María Santísima de Nueva Esperanza llevaba unos curiosos remates en forma de volutas en las esquinas en color dorado. Se trataba también de una cofradía humilde, y muy digna.

NAZARENO DEL PERDON NUEVA ESPERANZA
Nazareno del Perdón, Martes Santo de 1993. [Foto: La Saeta]

Se cumplió el horario a la perfección, incluso con cierto adelanto, demostrando que la distancia no era un impedimento.

Pasó la Semana Santa, y la Agrupación de Cofradías debía “entregar los resultados”. El 4 de noviembre se da el visto bueno, por parte de la junta de gobierno de la Agrupación, a la incorporación de Crucifixión, por un estrecho margen de votos. El 2 de diciembre se celebró sesión extraordinaria de la Asamblea, obteniéndose 66 votos favorables al ingreso de Crucifixión en la Agrupación (se exigía un mínimo de 60 votos). Al año siguiente volvería al recorrido oficial como hermandad agrupada y lo que es más importante, realizaría estación de penitencia en la SICB. Se sentía mucha felicidad, pero no era total.

El 29 de diciembre Nueva Esperanza recibe una escueta notificación por parte de la Agrupación de Cofradías, donde se le comunicaba la denegación de la admisión en su seno. No se argumentaba motivo o razón alguna, solo el resultado de la votación. Las muestras de apoyo de otras hermandades, medios de comunicación y cofrades en general fueron continuas. Era la primera vez en la historia que se negaba una incorporación a la Agrupación.

La Hermandad de Nueva Esperanza no abandonó, a pesar de que tuvo que sufrir hasta tres negativas por parte del ente agrupacional; continuó avanzando. Y el 10 de febrero de 1997 lo consiguió, fue aprobada su incorporación. En la Semana Santa de ese año volvía a entrar en el recorrido oficial, cuatro años después de la prueba. En recuerdo a ella y a su constancia, los tronos del Nazareno del Perdón y de María Stma. de Nueva Esperanza pasaron por calle Marqués de Larios sin ser bajados, y con un andar lento y suave (seguro que Paco Cobos lo vio junto a Ellos).

Con el paso de los años, aquel joven hombre de trono de Crucifixión piensa qué absurda fue aquella prueba y qué injusto lo que se hizo con Nueva Esperanza. Ojalá no se repita, pero ¿qué pasaría si algunas cofradías se sometieran a una reválida?

 

 

 

Fuentes: Diario Sur (06/04/1993 y 07/04/1993)/ Revista La Saeta (1993)// VV.AA. , Crucifixión, 25 años de historia. Ed. Hermandad de la Crucifixión, 2002.// Página web: www.hermandadnuevaesperanza.es/ 

 

Comments: 4

  1. Pedro josé carrillo araguez says:

    Tres veces negó pedro a Jesús de Nazaret antes que el gallo cántase, como tres fueron las negativas de una agrupación presidida por Jesús saborido a la incorporación de nueva esperanza; negación contra viento y marea aunque para ello hubiese que resucitar al mutilado como así se hizo.

    Intereses rastreros egoístas y amiguistas, negociaciones sombrías en las que pude ver la verdadera cara de algunos hermanos de nombre y cargó ,la pasividad del órgano eclesiástico mientras se nos atropellaba y con el tiempo la visión de futuro y de proyección de hermandad que algunos tienen.

    Vergüenza cada martes santo para todos los que hicisteis o permitisteis que se escribiese una página oscura en una Semana Santa que no ha de tener más que brillo; vosotros sabéis quienes sois, yo tambiem

  2. francisco ramirez jimenez says:

    Que gran verdad la de aquel 1993 cuando con mejores enseres que la cofradia hermana que tambien hacia su prueba nos denegaron ser agrupado. Era un incordio llamarse nueva esperanza y ser verde como su reina y ahora van a su puerta cada martes santo!!!! Prefiero las canciones de las hermanitas del mercado de atarazanas. Saludos y besos pedro para la familia

  3. francisco ramirez jimenez says:

    Pot cierto tengo el placer de ser el primer nazareno que piso el recorrido oficial de esta cofradia que con mucha voluntad bajo y subio a nueva malaga sin ninguna ayuda como muchos decian: ruedas, turnos de hombres de trono, etc…. Por cierto tambien nos apodaron la kilometrica. Gracias a francisco cobos por enseñarme a ser como soy en mi vida cofrade

  4. Francisco Gómez Carballo says:

    Gracias Kurobi por este artículo que me dedicas, me lleva a muchos años atras, y un recuerdo emotivo a mi amigo Paco Cobos, fué el alma de esta Cofradia, sin su trabajo e ilusión no hubiera existido, que Dios lo tenga en su Gloria

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *