LA BANDA DE BOMBEROS EN EL SIGLO XIX

La pionera Banda de Cornetas y Tambores del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga fue creada en el año 1911, aunque hasta el año 2004 se pensó que fue 1918. El año correcto se extrajo de una resolución, aprobada por el Ayuntamiento de Málaga en sesión de 6 de septiembre de 1912, por la que se acordaba la reorganización la Banda Municipal de Música. Así, en dicha sesión, el teniente de alcalde Miguel del Pino dijo que Málaga debía tener una banda como las que existen en otras capitales, pudiéndose unir la que hoy tiene el Cuerpo de Bomberos de la Corporación. Confirmó el dato referido un artículo en el diario El Cronista del 27 de febrero de 1931, en el que se indicaba que la Banda de Bomberos cumplía ese año su vigésimo aniversario.(1)

A pesar de ello, la Madre y Maestra tuvo una predecesora: la Banda de Música de Bomberos. Tenemos que remontarnos al siglo XIX, concretamente al 19 de mayo de 1884. Aquel día la Comisión de Bomberos solicita al Ayuntamiento un donativo para el pago de los uniformes, los cuales pretendían estrenar en la festividad del Santísimo Corpus Christi. Argumentaban en la solicitud que, tradicionalmente, el Ayuntamiento había costeado los uniformes de los miembros de la Banda de Música Municipal (la cual se había desorganizado cuatro años antes) y que por ello, al organizarse nuevamente una banda de cincuenta profesores, procedía operar en el mismo sentido. El Cabildo, en sesión de 24 de mayo 1884, accedió a lo solicitado. Desconocemos si en estos años de la década de los ochenta participaban en la Semana Santa, ya que son escasas las referencias en la prensa a los acompañamientos musicales de las cofradías. Sí hay constancia de su reiterada participación en la festividad del Corpus, al menos hasta 1891.(2)

Eran años en los que el servicio de extinción de incendios carecía de medios suficientes, no estando claramente determinada su forma de gestión. Situación que se arrastraba desde hace años; así, en El Avisador Malagueño de 16 de junio de 1881 se afirmaba: (…) está visto que Málaga ha de carecer de un buen cuerpo de Bomberos y de una buena feria.

A pesar de que el Ayuntamiento encomendaba a esta primigenia Banda de Música de Bomberos actuaciones en diversos actos y festejos, en sustitución de una banda municipal, no podemos considerar a sus miembros como empleados municipales con una retribución estipulada, sino más bien como voluntarios que encontraban la motivación en su amor por la música. Ello les llevaba a tener que solicitar reiteradamente las gratificaciones por los servicios prestados en los diferentes actos públicos a que ha concurrido, toda vez que la citada banda no tiene más elementos de vida que el trabajo artístico que prestan sus individuos. (3)

El encargado de realizar estas peticiones era, en ocasiones, el músico mayor de la banda, José Fernández Márquez; quien al parecer sí comenzó a percibir una gratificación a finales de la década de los ochenta, la cual sería retirada posteriormente.

A pesar de la situación precaria descrita, la Banda de Bomberos tenía cierto nivel en la ciudad. En 1887 consiguieron el segundo premio del concurso de Bandas Civiles y Militares,  incluido en el programa de festejos conmemorativo del IV Aniversario de la Reconquista de la Ciudad; contando para la ocasión con nuevos instrumentos financiados por el Ayuntamiento, tras arduos debates.

Comenzaba la década de los noventa y la situación no cambiaba, a pesar de contar la banda con una Junta Protectora y pasar a denominarse Banda Municipal de Bomberos. La Junta Protectora se limitaba a realizar las solicitudes de cobro; como la realizada en noviembre de 1891, relativa a que se restableciera en los presupuestos municipales la gratificación que se abonaba al músico mayor.

HUERTO (3)
Ntro. Padre Jesús Orando en el Huerto [Foto: @nosoloalameda]

La Semana Santa de 1892 iba a contar con la participación de la Banda de Música de Bomberos. Salieron el Miércoles Santo tras Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto, cofradía que no procesionaba desde 1867. (..) la Sagrada efigie, escultura bellísima atribuida a Mena o Alonso Cano (¿?), y una de las mejores de Málaga, después el palio, la manga y ciriales de la parroquia, terminando con la banda de bomberos.(4) Gracias a unas notas manuscritas por Joaquín Díaz de Escovar, conocemos que ese año participaron también en la procesión conjunta de las cofradías de El Rico y de Llagas y Columna, que partió desde la iglesia de Santiago el Viernes Santo.

Tras la Semana Santa de aquel año, la Banda de Bomberos prácticamente cesó su actividad debido a los continuos incumplimientos por parte del Ayuntamiento. En esta situación el Cabildo Municipal, en reunión de 8 de julio de 1892, acordó pagar una asignación al músico mayor. Esta asignación la cobraría desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de 1892, con la condición de que a esta última fecha esté reorganizada dicha Banda en condiciones suficientes para responder al objeto para el que fue creada y, en caso contrario, queda la asignación suprimida.(5)

El músico mayor, José Fernández Márquez, cumplió y reorganizó la banda; si bien, no cobró hasta finales de 1892. El Ayuntamiento se comprometió entonces a financiar nuevos instrumentos y uniformes para los músicos.

En la Semana Santa de 1893 volvieron a salir con la Cofradía de Jesús Orando en el Huerto, esta vez en Domingo de Ramos. En la crónica publicada en La Unión Mercantil el 27 de marzo de 1893 se loaba la labor del músico mayor, quien había compuesto tres marchas para la ocasión: “En la procesión de anoche llamó la atención la brillante Banda de Música de Bomberos que ejecutó tres marchas nuevas, originales de su entendido Director D. José Fernández Márquez. Este distinguido profesor, a pesar de las dificultades con que lucha constantemente, ha conseguido reorganizar la Banda para que no desmerezca el crédito del que goza.”

En ese año de 1893 también acompañaron a la Hermandad de la Concepción Dolorosa el Martes Santo. Se procesionó una imagen de San Juan Evangelista colocado sobre un precioso trono muy bien decorado y llevado por los cofrades; venía después el signo redentor de la Santísima Cruz, con sus bandas blancas y peana con adornos; detrás de un buen número de cofrades y hachones ante la excelsa titular. Después de la cruz y clero parroquial, cerraba la comitiva la banda de bomberos y buen número de municipales. (6)

El Ayuntamiento volvió a incumplir, no existiendo constancia de la financiación prometida a finales de 1892. La última referencia a esta primera Banda de Bomberos la encontramos en una sesión de 14 de julio de 1893 del Cabildo Municipal (7), donde se da cuenta del escrito presentado por varios vecinos solicitando la reorganización de la Banda Municipal de Bomberos bajo el patrocinio y el auxilio de la corporación municipal. A pesar de que se acordó pasar la solicitud a la Comisión de Bomberos, nada más se supo.

Aquella solicitud manifiesta la huella que había dejado en Málaga esta humilde banda de música, alcanzando cierto prestigio gracias al esfuerzo, poco valorado, de su músico mayor y de sus componentes. Años más tarde, la Banda de Cornetas y Tambores del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga sería legítima heredera de ese prestigio.

4.BOMBEROS mivetusta.blogspot.com
Banda CCTT Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, con Alberto Escámez en el centro [Foto: mivetusta.blogspot.com]

(1) MATEO AVILÉS, E. y GARCÍA DE CASTRO, A.J., “Pasado y presente del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga”. Málaga, 2004. pp.256-257 .
(2) Entre otros: La Unión Mercantil de 01/06/1888, 21/06/1889, 06/06/1890 y 29/05/1891.
(3) Cit. MATEO AVILÉS, E. y GARCÍA DE CASTRO, A.J., Op. cit., p.251 (Sesión de 13/06/1885. Actas Capitulares, vol. 283. Folio 139 vº).
(4) El Avisador Malagueño, Málaga, 14 de abril de 1892.
(5) Cit. MATEO AVILÉS, E. y GARCÍA DE CASTRO, A.J., Op. cit., p.255 (Actas Capitulares, vol. 289. Folio 190 vº).
(6) El Avisador Malagueño, Málaga, 29 de marzo de 1893.
(7) Cit. MATEO AVILÉS, E. y GARCÍA DE CASTRO, A.J., Op. cit., p.255 (Actas Capitulares, vol. 291. Folio 145).

[Imagen de portada: La procesión del Corpus (La Semana Ilustrada, 31/05/1891)]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *