EL ARTE DE LA EXPIRACIÓN

El barrio de El Perchel se había congregado desde mucho antes de la salida de la popular cofradía en los alrededores de la iglesia del Carmen. A las diez de la noche emprendió la marcha la procesión entre las manifestaciones más ardorosas del sentimiento religioso. “Iban en primer término números de la Guardia Civil de Caballería (…) trono del Santísimo Cristo de la Expiración, escultura de Benlliure, que por primera vez salía procesionalmente, y al que daba escolta la Guardia Civil (…)”.

Así se relataba en el diario La Tarde el inicio de la salida procesional de la Expiración aquel Miércoles Santo de 1940. Atrás quedaba el esfuerzo en la búsqueda de una nueva imagen titular desde que, con el inicio de la Guerra Civil, se perdiera la que nuevamente había donado la viuda del Marqués de Aldama. Búsqueda comandada por Enrique Navarro en la que se mantuvieron contactos con el artista Juan Cristóbal, que había realizado una obra en la clandestinidad pero que su elevado coste impidió el acuerdo; de igual modo hablaron con José Capuz, José Pascual e incluso el propio Benlliure. La imperiosa necesidad de tener una imagen titular en 1939 les llevó a aceptar una obra de Miguel Ferrer Tous, que no convenció a los cofrades.

Pasada la Semana Santa de 1939, acordaron afortunadamente encargarle la hechura de su Cristo al afamado Mariano Benlliure, quien ajustó el coste de la obra a la capacidad económica de la archicofradía. Se culminaba con éxito la búsqueda de una nueva imagen; como afirmó Manuel Prados y López en su artículo titulado “El arte de la Expiración, obra cumbre en la moderna escultura imaginera de Benlliure”, el insigne escultor “…no era un imaginero; pero ya lo es: no al modo de Alonso Cano, ni de Pedro de Mena, sino al estilo de nuestro siglo…”

1.Benlliure Expiración
Benlliure junto a su obra [Foto: Archivo Archicofradía Expiración]

El 4 de marzo de 1940 la imagen del Stmo. Cristo de la Expiración llegó a Málaga, junto con la imagen del Nazareno del Paso, en un camión de la Comisaría de Abastecimientos de Transportes del Ejército de Tierra. El Crucificado fue colocado en una de las salas de la Academia de Bellas Artes de San Telmo; sobre un túmulo de terciopelo negro, para ser expuesto desde el día siguiente hasta el día 8 de marzo. A los pies del Cristo hizo guardia de honor la Guardia Civil.

En sesión extraordinaria de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo del día 8 de marzo, con su presidente Salvador González Anaya y la asistencia del propio Benlliure que es nombrado académico de honor, se sometieron a aprobación los informes de Cambronero y Risueño sobre las tallas del Cristo de la Expiración y de los Pasos en el Monte Calvario de Pío Mollar. Fueron aprobados ambos informes, con caracter favorable el primero y desfavorable el segundo.

A primeras horas de la madrugada del día 9, se hizo el trasladado a la catedral portado a hombros de sus hermanos; tras el Cristo, Mariano Benlliure, su pareja Carmen de Quevedo, y Enrique Navarro. La imagen se situó en el trascoro de la catedral, ante un severo cortinaje de terciopelo negro, rodeado de candelabros y flores.

A las cinco de la tarde del domingo día 10 de marzo,  se celebró en el Altar Mayor un solemne Te Deum, procediendo posteriormente el obispo Santos Olivera a bendecir la imagen. Concluída la ceremonia tuvo lugar un piadoso besapié. Al acto, que comenzó a las cinco de la tarde y duró aproximadamente dos horas, asistieron numerosas personalidades civiles y militares y muchos malagueños. Tras el mismo, se organizó una sencilla pero solemne procesión para trasladar al Stmo. Cristo de la Expiración a la iglesia del Carmen, siendo portado por varios números de la Guardia Civil.

3. Primera salida procesional Expiración Benlliure 1940
Stmo. Cristo de la Expiración (Semana Santa de 1940) [Foto: Archivo Archicofradía Expiración]

Llegó la Semana Santa, y el Miércoles Santo la Expiración se puso en la calle con una nutrida presidencia, realzado el cortejo por el gusto y el lujo de las mazas, bastones y bocinas; junto a penitentes llevando cirios de gas acetileno. El Cristo fue procesionado sobre el antiguo trono que realizara Manuel Oliver Rosado y que había sido salvado de la destrucción. Al pasar la portentosa imagen por la nueva tribuna principal, Benlliure se emocionó visiblemente y el público le tributó una cariñosísima ovación, recibiendo así la aprobación popular consagradora de su arte.

La nueva  imagen del Cristo de la Expiración supuso un realce artístico de nuestra castigada Semana Santa, retomando la archicofradía el camino hacia el engrandecimiento de su patrimonio que había iniciado décadas atrás.

.

(Artículo publicado en el diario “La Opinión de Málaga” el 09/05/2015, con motivo del 75º aniversario de la Bendición de la imagen del Stmo. Cristo de la Expiración)

[Foto de portada: Inauguración de la exposición el 5 de marzo de 1940 (Archivo Archicofradía de la Expiración)]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *