TRAS UNA FOTOGRAFÍA

Las fotografías forman parte de la historia. Al verlas, nos pueden surgir múltiples preguntas: el lugar donde se realizó, el momento que captó, quién la hizo, cuándo, etc. A veces, los datos que conocemos sobre las mismas son escasos o erróneos.

Por ello, en este apartado incluiré una selección de fotografías históricas, considerándolas como principal elemento o fuente documental. Así, gracias a la información visual que nos suministran y al resto de fuentes existentes, intentaré aportar luz a las cuestiones referidas, llegando a reconstruir el contenido histórico que atesoran.

Como leí en una ocasión, cada fotografía detiene el tiempo y recorta el espacio, es un fragmento congelado de la realidad. En tiempos en los que todo urge, detengámonos un poco en cada una de ellas.

Fotografía nº 1.

prueba11 - copia
[Foto: @nosoloalameda]

Comienzo con esta sorprendente fotografía que puse hace tiempo en Facebook. En ella se puede ver, a la luz del día, el cortejo de la Archicofradía de la Expiración por calle Marqués de Larios. Esta fotografía fue realizada en la tarde del Jueves Santo del año 1929, en torno a las cinco y media; la lluvia había impedido que saliera, como estaba previsto, a las diez de la noche del Miércoles Santo. En ese momento también estaba en la calle la Archicofradía de la Sangre, que no pudo salir el día anterior por el mismo motivo.

¿Qué hacía una avioneta sobrevolando la calle Larios mientras pasaba la procesión? Constituyó un momento de gran expectación el que un aparato aéreo salía sobre la calle de Larios y Alameda para arrojar flores sobre los pasos de las veneradas efigies. Varias vueltas dio el aeroplano y algunas veces pasó tan bajo que el público hubo de entusiasmarse prorrumpiendo en aclamaciones y vivas. (La Unión Mercantil 29/03/1929). El Diario de Málaga (30/03/1929) señalaba que, durante el desfile, evolucionó arriesgadamente sobre las calles del trayecto un aeroplano, arrojando flores sobre los tronos.

Los encargados de realizar estas maniobras fueron los pilotos del Groupe Latécoère, mostrando la Archicofradía de la Expiración su gratitud y reconocimiento por las facilidades concedidas para que varios de los aeroplanos que tiene al servicio de la línea aérea evolucionaran y arrojaran flores al paso de sus veneradas titulares por las calles, dando ocasión a solemnizar el hermoso espectáculo procesional.

Esta empresa francesa fue la que dio los primeros pasos para abrir una línea aérea postal que transportara el correo entre Francia y las posesiones galas de África, y luego hasta América del Sur.  Málaga, desde 1919, fue utilizada como escala de la línea aeropostal Toulouse-Casablanca, estableciéndose en el cortijo El Rompedizo, donde se ubicaría con el tiempo el Aeropuerto de Málaga. Como curiosidad, uno de sus pilotos, y que operó en la línea referida, fue el aventurero y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, quien escribiría El Principito durante las escalas de los míticos viajes de la Aeropostal.

Afortunadamente, pudo inmortalizarse este momento, representativo de unos años en los que toda novedad era poca. Por cierto, este lanzamiento de flores desde avionetas al paso de una imagen no fue una excepción, repitiéndose años después en nuestra ciudad.

Fotografía nº 2.

expiracion-1926
[Foto:@nosoloalameda]

Santísimo Cristo de la Expiración sobre su trono en la plaza de San Pedro. Probablemente, se trate del año 1926. En la Semana Santa de aquel año se estrenaron importantes reformas en el trono que realizara Oliver Rosado, incorporándose cuatro bustos con las imágenes en madera tallada y policromada de José de Arimatea, Longinos, San Dimas y María Cleofás, todas ellas obra de Pío Mollar. De las gubias del escultor valenciano salió también una voluminosa talla de María Magdalena que, como se puede observar en la fotografía, no armonizaba con el Crucificado.

Se publicó en la revista La Saeta de 1928 que: Otra innovación importante será la escultura de María Magdalena, que aparece arrodillada a los pies del Cristo de la Expiración. Un poco exagerada de proporciones resultaba comparada con la del Cristo, y a este fin, la Hermandad la envió a Valencia, donde fue construida, para que se la redujera de tamaño, y según los informes que nos facilitan quedará dicha efigie bien proporcionada, no desentonando de las otras dos de esta Cofradía.

Fotografía nº 3.

resu
[Foto:@nosoloalameda]

Continuamos este álbum con una fotografía que nos lleva a la calle Nueva en la mañana del Domingo de Resurrección de 1935. La procesión había salido de la iglesia del Sagrado Corazón en torno a las nueve de la mañana; pasaba por calle Nueva, tras hacerlo por Salvago y Especería, para acceder a la Alameda por Puerta del Mar. Formaron parte del cortejo todos los mayordomos, cargos e insignias de todas las cofradías, incluso las que no procesionaron. La imagen del Santísimo Cristo Resucitado es la que erróneamente se ha atribuido a Fernando Ortiz y que en la actualidad se encuentra en el convento cisterciense del Atabal.

Se cerraba una atípica Semana Santa, en la que habían vuelto las cofradías malagueñas a las calles después de los sucesos del mes de mayo de 1931.  Los cofrades estaban exultantes. Concluía Pedro Ortiz un breve artículo titulado Resurrección, publicado en La Unión Mercantil del 21 de abril, de la siguiente manera: El milagro de este Cristo bueno que murió para redimir al mundo, y que tiene ahora, al resucitar, un gesto prócer de perdón. Y el milagro de esa otra resurrección-la del fervor religioso-que se opera en Málaga para redimirla también, y también para enseñarla a perdonar.  

Fotografía nº 4.

sin-nombre3
[Foto: Archivo ACC]

Conocida fotografía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas, reiterándose en diversas publicaciones que la misma, junto con otras de la misma serie, se realizó en la Semana Santa de 1921, o incluso en alguna se indica que es de 1917. Estas referencias no son correctas, ya que se realizaron en 1922.

Se llega a esta conclusión porque esta fotografía pertenece a una serie de diéciseis, hechas en el mismo lugar por el fotógrafo local Sánchez, que fueron publicadas a doble página en La Unión Ilustrada de 26 de abril de 1922, pasada la Semana Santa de aquel año. Podía suceder, como era habitual, que se publicaran fotografías del año anterior, a pesar de ser poco probable al haber concluido ya la Semana Santa. Sin embargo, el hecho de que una de las fotografías de la serie sea del trono del Santísimo Cristo de la Sangre, en el que figura Longinos a caballo, nos confirma  que fue 1922, ya que este estreno se produjo en aquel año.

Respecto del lugar en el que se hicieron, se trata de la calle Sebastián Souviron, justo antes de la confluencia con Moreno Carbonero. Las molduras del edificio de la derecha, según se mira la fotografía, así como el balcón curvo de la izquierda permanecen en la actualidad.

Las fotografías publicadas en La Unión Ilustrada de 26 de abril de 1922 en la referida serie son por este orden: Stmo. Cristo de la Buena Muerte y Ánimas, Nuestra Señora de la Soledad, María Santísima de la Esperanza, Nuestra Señora de la Soledad (Sepulcro), Ntro. Padre Jesús Orando en el Huerto, Ntra. Sra. de la Concepción Dolorosa, Ntro. Padre Jesús de Azotes y Columna, Stmo. Cristo de la Exaltación, Ntra. Sra. del Mayor Dolor, Ntro. Padre Jesús de la Humillación, Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso, Stmo. Cristo de la Sangre, María Santísima de los Dolores, Stmo. Cristo de la Expiración y Ntro. Padre Jesús del Santo Sepulcro.

Fotografía nº 5.

5
[Foto:@nosoloalameda]

Volvamos a la Semana Santa de 1935, concretamente a la tarde del Jueves Santo. En esta fotografía podemos ver a la imagen de María Santísima del Amor por calle Especería, justo antes de girar a calle Nueva. La Cofradía de Jesús El Rico había salido a las cuatro de la tarde de la iglesia de Santiago y se dirigía hacia Puerta del Mar para, desde allí, acceder a la Alameda.

Se trataba de la imagen donada por Miguel Ojeda Torrecilla, ya que la imagen anterior había sido destruida en la mañana del 12 de mayo de 1931. Esta imagen, obra de Antonio Marín en 1873, procesionó sobre el trono que realizara Luis de Vicente en 1926, sin palio, y con un manto corto confeccionado para la ocasión.

Fotografía nº 6.

6
[Foto: Arguval]

Conocida fotografía en la que se puede apreciar el trono de María Santísima de los Dolores y el cortejo de la Archicofradía de la Expiración en la Alameda. Normalmente, la datación de esta fotografía ha sido la correcta, incluso por el profesor Clavijo, situándola en el Jueves Santo del año 1929. Por tanto, el año en el que la archicofradía salió en esa jornada, por la tarde, debido a la lluvia del día anterior, como referí en la fotografía número uno.

Sin embargo, en determinadas publicaciones se ha indicado que el momento que captó esta fotografía es efectivamente en la Alameda, pero de regreso a San Pedro; ello no es correcto, ya que el momento captado es la entrada en la misma. Esta fotografía fue publicada el 1 de abril de 1929, pasada la Semana Santa, en Vida Gráfica, indicándose en el pie de foto: La Virgen Morena, perchelera, luciendo sus mejores galas desfila por las calles de Málaga-El “paso”, a su entrada en la Alameda. Al fondo puede verse el trono del Santísimo Cristo de la Expiración e incluso el monumento al Marqués de Larios.

Por cierto, hay una magnífica copia del original de esta fotografía en un conocido establecimiento de la calle Andrés Pérez, donde puede verse esta escena en su totalidad, ya que en las diversas publicaciones, incluida la primera de 1929, se encuentra acortada.

Fotografía nº 7.

77def
[Foto:@nosoloalameda]

Avancemos unos cuantos años para dar un poco de color a este particular álbum. Tarde del Miércoles Santo de 1983, Puerta Nueva. El Santísimo Cristo de la Exaltación acaba de iniciar su recorrido, aún no desde el interior de la iglesia de San Juan.

Las Reales Cofradías Fusionadas se encontraban en proceso de recuperación de aquel incendio de la madrugada del 21 de julio de 1980 que tanto daño hizo. Este Miércoles Santo de 1983 era la segunda vez que procesionaba la imagen tallada por Francisco Buiza y lo hacía sobre un sencillo trono, con tallas doradas de la Archicofradía del Huerto y varales del Sepulcro. Sobre el trono actual de Manuel Guzmán Bejarano procesionaba por aquel entonces la imagen de Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna.

Fotografía nº 8.

img_7114-confluencia-con-calle-antonio-baena-preso
[Foto: Arguval]

De nuevo traigo aquí una fotografía que pertenece a una serie realizada por el fotógrafo local Sánchez. Las fotografías pertenecientes a esta serie, realizadas evidentemente en la misma Semana Santa, han sido datadas mayoritariamente en el año 1929 por aparecer en ella la Piedad, y María Santísima de Consolación y Lágrimas, ya que ambas imágenes salieron por primera vez en aquel año. Siendo ese el caso mayoritario, también nos podemos encontrar publicaciones que las sitúan en 1919 o incluso “a mediados de los 30”.

Pues bien, esta serie fue realizada en la Semana Santa del año 1930, publicándose en el diario La Unión Mercantil, con un retraso de un par de días desde cuando fueron hechas. Así, se publicaron las siguientes fotografías: Concepción Dolorosa, Huerto y Columna (16/04/1930); Pasos en el Monte Calvario, Humillación y Perdón, Mayor Dolor, Azotes y Columna, y Exaltación (17/04/1930); El Rico, María Santísima del Amor, Sangre, Paloma, La Puente y Consolación y Lágrimas (18/04/1930); Santo Suplicio y María Santísima de la Amargura (19/04/1930), y Soledad de San Pablo, Soledad, Sepulcro, Descendimiento, Piedad y Amor (20/04/1930).

El lugar donde se hicieron estas fotografías es Puerta del Mar, muy cerca de donde estaba la sede de La Unión Mercantil, siendo la calle que se ve tras los tronos la calle Martínez. Incluso, la farmacia que se puede ver en la fotografía, haciendo esquina, permanece en la actualidad. La hora sería en torno a la una de la madrugada, ya que se modificó el recorrido para dirigirse al Pasillo de la Cárcel (hoy Avenida de la Rosaleda) antes del recorrido oficial y no después como estaba previsto.

Volvamos a la fotografía. La imagen de Jesús El Rico sobre el portentoso trono obra de Luis de Vicente; delante del mismo, vestido de traje y con una vela, el preso que había sido liberado en el acto al que había asistido el ministro de Justicia y Culto, señor Estrada y Estrada. (…) el preso se trasladó de la prisión al centro de la procesión, precisamente detrás del Señor, siendo portador de una vela encendida. El favorecido se llama Fernando Hernández, malagueño de naturaleza, al que le quedaban por cumplir más de tres años de condena por usar nombre supuesto.

Fotografía nº 9.

copia-de-img_7704
[Foto: Vida Gráfica]

Parte de las fotografías de la serie de 1930 referidas anteriormente fueron publicadas también en la revista Vida Gráfica, concretamente en el número del Lunes Santo de 1931. Aparecen a toda página, para satisfacción de los lectores de entonces y también de los de ahora.

Como ejemplo de esta publicación, esta fotografía de María Santísima de la Amargura sobre el trono de Luis de Vicente, con sus característicos angelitos. La he seleccionado porque ese año de 1930 estrenaba una magnífica corona, de la que se decía en la revista La Saeta: La Stma. Virgen lucirá nueva corona de oro y pedrería de 70 centímetros de ancha por 50 de alta, que constituye un valioso y artístico trabajo de orfebrería. El coste de la misma fue de 4.500 pesetas.

Estrenaba además un manto de rico terciopelo carmesí profusamente bordado en oro fino, que se había realizado en la Casa Garín de Madrid. El palio constituía, igualmente, una pieza de gran valor, confeccionado con terciopelo carmesí y bordado en oro en estilo Luis XVI, como se decía en la época. Todo ello conformaba un conjunto que mostraba el claro auge que estaba viviendo esta hermandad. 

Fotografía nº 10.

Sin nombre
[Foto: Archivo Cofradía Cautivo]

Llegamos a la décima fotografía con la primera salida procesional de Nuestro Padre Jesús Cautivo, año 1940. Fotografía realizada por Arenas que en algunas publicaciones se ha datado en 1941; entre ellas, La Semana Santa malagueña en su inconografía desaparecida, donde el profesor Agustín Clavijo señala que se trata de 1941 porque el trono era portado por hermanos vestidos de calle y no por los tradicionales hombres de trono como ocurrió en el año anterior.  Sin embargo, el diario Sur publicó el 19 de marzo de 1940 una fotografía realizada por Arenas que capta prácticamente el mismo momento que la fotografía que nos ocupa. El trono fue portado ese primer año por algunos hermanos y miembros de la Hermandad de Cautivos de España. Los primeros capataces fueron Antonio Bros Martín y Antonio Daffari Hidalgo.

La mesa del trono la realizó el tallista Zorino Garmendia. Manuel Benítez, que era músico de la Banda Municipal y vivía en la calle Huerto del Conde, labró el trono utilizado ese primer año que consistía en un cajillo rectangular de madera barnizada con apliques adosados en forma de círculo con lóbulos en su interior; se le llamó el trono de las rosetas. Completaba el conjunto cuatro arbotantes para el juego de luces de acetileno.

Fotografía nº 11.

Sin nombre
[Foto: @nosoloalameda]

Continúo con otra primera salida procesional, en este caso, de la imagen de María Santísima de Gracia. 16 de abril de 1957, Martes Santo. A las siete de la tarde hace su salida la Hermandad del Rescate desde la calle Agua. La Virgen de Gracia lucía valioso manto de terciopelo morado con greca y tocada con blanca mantilla y aro de oro. El trono, incompleto aún, es de estilo barroco y de hermosas proporciones. Hermosas y pesadas proporciones. 

Fotografía nº 12.

Sin nombre
[Foto:@nosoloalameda]

Sobre un trono de menores proporciones procesionó por primera vez la imagen de de Nuestro Padre Jesús de la Columna que tallara en 1939 Manuel Oliver Rosado, sustituyendo a la talla de Valdivieso que fue destruida en mayo de 1931. Esta fotografía fue realizada por Arenas en la Semana Santa de 1940, siendo publicada en el diario Sur el 19 de marzo de aquel año. El trono había sido ejecutado por el propio Oliver.

La Real Academia de San Telmo permitió la salida de esta imagen tan solo en ese año, a fin de no causar perjuicios a la cofradía. Finalmente, fue procesionada también al año siguiente. En la actualidad recibe culto en la localidad malagueña de Canillas de Aceituno.

Fotografía nº 13.

Sin nombre
[Foto:@nosoloalameda]

Postal editada por Grafos, en la que se puede ver la imagen de Nuestro Padre Jesús de Humillación tal y como procesionó desde el año 1926, acompañado por dos sayones. Esta fotografía es bastante curiosa por dos razones, las cuales son esenciales para poder datar la fotografía. En primer lugar, el lugar donde está realizada: la imagen capta el trono del Señor entrando en la Alameda desde calle Larios, girando junto a la rotonda del Marqués de Larios. En segundo lugar, el momento en el que está realizada: la procesión entra en la Alameda desde calle Larios para dirigirse al puente de Tetuán, por lo que va de regreso; sin embargo, la Humillación, que volvía por la Alameda, accedía a ella desde Torregorda o Puerta del Mar, no desde Larios. El hecho de que en la misma serie de Grafos haya una foto del Nazareno del Paso realizada, prácticamente, desde el mismo punto, causa mayor curiosidad. Llega el momento de resolver el misterio.

El tiempo hizo de las suyas en las primeras jornadas de la Semana Santa de 1927.  En la noche del Miércoles Santo se reunió de forma extraordinaria la Agrupación de Cofradías, acordando que las cofradías que no pudieron salir por la lluvia lo hicieran entre el Jueves y el Viernes Santo. La propia Agrupación reorganizó la situación, acoplando estas cofradías junto a las que correspondía salir en sus respectivos días; procesiones conjuntas al más puro estilo decimonónico. Así, se decidió que el Jueves Santo saliera la Hermandad de la Humillación junto con la Archicofradía de la Esperanza, retrasándose una hora la salida a la inicialmente prevista antes de la redistribución. Las dos cofradías dominicas se pusieron en la calle a las once y media de la noche. El recorrido de regreso de esta cortejo conjunto, el de la Archicofradía de la Esperanza, es decir, por Larios entrada la mañana del Viernes Santo.

La fotografía está realizada en aquella mañana del año 1927, recuerdo de una salida procesional especial para la Hermandad de la Humillación.

Fotografía nº 14.

SUBLPG - copia
[Foto: La Saeta]

Fotografía publicada en la revista La Saeta del año 1959. En ella podemos ver el trono de María Santísima de los Dolores en la Alameda, dirigiéndose a la calle Marqués de Larios. Los rayos del sol pasan entre las ramas de los árboles, mostrándose con todo su esplendor la magnífica obra de Seco Velasco.

Esta fotografía se captó en el año 1956. La lluvia había impedido a la Archicofradía de la Expiración salir la noche anterior y lo hizo a las tres y media de la tarde del Jueves Santo. Esta medida, habitual en otros tiempos cuando la lluvia hacía acto de presencia, dejaba estampas inéditas, constituyendo esta fotografía un ejemplo más.

Después de las ocho de la noche, regresó la archicofradía a su templo, no sin antes pasar por la estrechez de la calle Pavía.

Fotografía nº 15.

Sin nombre
[Foto: La Saeta]

Conocida fotografía que también fue realizada en la tarde del Jueves Santo del año 1956. La Hermandad de la Paloma tampoco pudo salir en la noche anterior a causa de la lluvia, como tenía previsto desde las nueve de la noche. Así, también a las tres y media de la tarde inició su recorrido. En la fotografía, en plena maniobra buscando el centro de la Alameda desde el lateral derecho, a la altura de Torregorda, e iniciar el recorrido oficial.

Aquel año la imagen de María Santísima de la Paloma, que tallara Navas Parejo, lucía un nuevo manto bordado. Constituía una novedad, en ese momento, admirar aquel majestuoso trono de Pérez Hidalgo a plena luz del día. Trono, por cierto, con los arbotantes originales.

Fotografía nº 16.

huerto 1930
[Foto: Archivo ACC]

De nuevo traigo una fotografía de la serie de la Semana Santa de 1930, concretamente la publicada en el diario La Unión Mercantil de 16 de abril de aquel año, donde podemos ver el trono de Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto en Puerta del Mar.

Precisamente, en el trono es donde se encuentra la curiosidad. Para ese año la archicofradía presentó como novedad la reforma efectuada en sus tronos. Esta reforma no consistió en ampliarlos, sino en reducirlos para que pudieran ser montados en el interior de la iglesia de los Santos Mártires. Esta Cofradía que como saben nuestros lectores se veía obligada a montar sus tronos en plena vía pública, a causa de sus extensas proporciones y el espacio reducido de las puertas del templo donde radica, ha llevado a efecto la reforma necesaria en los Pasos para que fácilmente entren y salgan de la iglesia completamente armados. Como consecuencia de ello, los Pasos han sido dorados nuevamente acoplándoseles nuevas tallas artísiticas y ampliándosele el alumbrado, que dan aún mayor realce a las bellas efigies. (Revista La Saeta, 1930).

Fotografía nº 17.

expi
[Foto: La Saeta]

Puestos a volver, vuelvo a la tarde del Jueves Santo de 1956, tarde que dejó estampas inéditas como esta del Santísimo Cristo de la Expiración. El autor de esta fotografía es Andrés López Roldán, que trabajaba para Foto-Hall.

Apareció publicada por primera vez en la revista La Saeta del año siguiente, ya que fue la ganadora del I Salón de Arte Fotográfico organizado por la Agrupación de Cofradías. Diez años más tarde de ser realizada, protagonizó el cartel de la Semana Santa de Málaga.