Semana Santa de 1970

Semana Santa de 1970

cartel 1970

Cartel Semana Santa 1970

Málaga, año 1970. La Semana Santa estuvo profundamente marcada por los hechos acaecidos en el año anterior. En mayo de 1969, había dimitido Enrique Navarro Torres como Presidente de la Agrupación de Cofradías; le sucedió, desde el mes de noviembre de ese mismo año, el Hermano Mayor de la Cofradía del Stmo. Cristo Mutilado, José Salcedo. Se intentó, sin éxito, modificar la exigencia de ser Hermano Mayor para ocupar algún puesto en la Junta de Gobierno de la Agrupación para que pudieran acceder los jóvenes; era el inicio de los llamados “cofrades contestatarios”, quienes pretendían superar la barrera que suponían los hermanos mayores casi vitalicios. Algo se estaba moviendo, y dio lugar a algunos enfrentamientos internos. La situación era complicada o, como calificaba Francisco Triviño, “el ambiente es lastimoso y la Agrupación está pasando por una situación anómala.”

Por otro lado, se arrastraban los problemas de la década anterior, centrados principalmente en la escasez y carestía de hombres de trono. Incluso se planteó procesionar el Stmo. Cristo Resucitado en carros de ruedas, lo que afortunadamente se desestimó con un estrecho margen, ya que decidió el voto de calidad del nuevo Presidente. A pesar de ello, el relevo en los varales era ya un hecho en algunas cofradías.

Por último, el incendio de la capilla de la Sagrada Cena producido el 28 de diciembre de 1969, que destruyó las imágenes titulares y el patrimonio de la Hermandad, pero que dio lugar a una gran muestra de solidaridad cofrade que ha pasado a la historia de nuestra Semana Santa.

La ciudad, por su parte, comenzaba a notar una cierta ralentización del boom turístico de la década de los sesenta. Por cierto, el Málaga Palacio ya tapaba la Catedral. El Alcalde era Antonio Gutiérrez Mata, quien en pocas semanas sería cesado y sustituido por el cofrade Cayetano Utrera Ravassa.

MALAGA 1970-

Málaga, 1970

En los días previos a la Semana Santa, Joaquín Fernández Doblas inauguró una magnífica exposición de fotografías en el salón de muestras de la Diputación.  Se trataba de 176 fotografías del año anterior elegidas por el propio autor, quien definió la exposición como “una visión personal y sensible de la Semana Santa de Málaga”.

Gracias a que el nuevo Obispo Ángel Suquía aprobó la celebración del Pregón en el teatro Cervantes, se pudo recuperar esta tradición en nuestra ciudad. El pregón que pronunció José María Souvirón Huelin significó el primero de una etapa sin interrupción hasta ahora.

La publicación especializada en la información cofrade era la revista “Guión”, debido al paréntesis de “La Saeta”. En la referida publicación se hacía especial mención a diversos Vía Crucis, como  los de Cautivo, Sangre, Misericordia, Expiración, Mena o Zamarrilla. Iba a ser una Semana Santa de grandes novedades, de importantes cambios.

Domingo de Ramos. A las tres y media de la tarde salía la Pollinica de su tinglao junto a la iglesia de San Felipe Neri. Como siempre, junto a los niños vestidos a la usanza hebrea, con sus airosas palmas y también con la simpática presencia de los muchachos de la Organización Juvenil Española.

En la salida del Prendimiento se interpretó por la banda municipal el himno de la Escuela Franco; el trono de María Stma del Gran Perdón estrenaba el palio bordado en oro.

El momento más emotivo de este día, sin duda, se vivió con la Hermandad de la Cena. Poco más de dos meses atrás había perdido a sus Sagrados Titulares en un incendio producido en su capilla. En tan solo dos meses, un joven imaginero llamado Luis Álvarez Duarte, talló la imagen de María Stma. de la Paz que fue costeada por el resto de las cofradías. Durante la mañana del Domingo de Ramos vimos a los directivos de la Cena Sacramental que hacían entrega de un ramo de flores a cada una de las cofradías como símbolo de agradecimiento, para corresponder al magnífico gesto de regalo de la nueva imagen de María Santísima de la Paz (Diario SUR 24/03/1970).

Sus cofrades…de penitencia, en traje de calle y portando una vela. No habrá lujo de gran trono, habrá penitencia y dolor en todos los corazones de sus fieles cofrades y en Málaga entera (Revista Guión 1970). Salió a las nueve y media de la noche de la iglesia del Carmen; María Stma. de la Paz fue procesionada sobre unas andas portadas por los hermanos mayores de las cofradías malagueñas. La procesión llegó a la iglesia del Carmen con el orden y silencio que imponía el momento…(Diario SUR 24/03/1970).

paz 1970

María Stma. de la Paz (Semana Santa de 1970)

La última procesión del Domingo de Ramos fue la de la Cofradía del Huerto. Consiguieron reformar los dos tronos que se habían visto seriamente dañados por el desbordamiento del río Guadalhorce producido en el mes de octubre de 1969.

Lunes Santo. Comenzaba la jornada con la Cofradía del Cautivo, con la Misa del Alba y el traslado de las imágenes a los tronos procesionales situados por aquel entonces en el tinglao de calle Sevilla. Asistieron personalidades al acto, como el Ministro de Trabajo Licinio de la Fuente, quien incluso actuó como mayordomo del trono de Jesús Cautivo. Detrás de Él miles de promesas, como siempre. La Virgen estrenó nuevo y rico manto de terciopelo malva, bordado en oro, pero que no estará terminado hasta el año próximo.

Para la Hermandad de la Columna fue una Semana Santa muy especial, ya que la imagen de María Stma. de la O procesionó por primera vez por las calles malagueñas. Fue llevada en el magnífico trono de plata de la Soledad de Viñeros y el próximo año la nueva imagen tendrá el suyo. La salida en la plaza del Teatro revistió el acontecimiento popular de costumbre y eran muchísimos los gitanos que allí estaban presentes para cantar y aplaudir a sus imágenes y acompañarlas en todo el itinerario.

María Stma. de la O en 1970-2

María Stma. de la O (Semana Santa de 1970)

Estudiantes  estrenó un nuevo trono para María Stma. de Gracia y Esperanza, el actual, con solo el frente terminado. Es delicada obra del orfebre sevillano Villarreal pero el diseño es de estilo malagueño…(Diario SUR, 24/03/1970).  La plata continuaba haciéndose hueco en el procesionismo malagueño.

Pasión salió del interior de la iglesia de los Mártires tras la eucaristía oficiada por el párroco don Rafael Jiménez Calderón. Se destacó la severa iluminación del trono del Nazareno (aún la imagen adquirida en Beas de Segura), y el exorno de claveles rosas del trono de María Stma. del Amor Doloroso.

Martes Santo. A las siete y media de la tarde, la Archicofradía de la Sangre celebró su tradicional Vía Crucis por las calles de la feligresía , trasladando al Stmo Cristo de la Sangre a su trono procesional. A esa misma hora, desde calle Agua, iniciaba su recorrido la Hermandad del Rescate, con el pesado trono de María Stma. de Gracia que sería triste protagonista dos años más tarde.

Del tinglao de calle Nosquera salía la Hermandad de las Penas en torno a las ocho de la noche. Era el último año que iba a procesionar la imagen del Stmo. Cristo de la Agonía realizada por Pérez Hidalgo. Realmente sugestivo el encierro, en el marco de la placita donde el cofrade don Jesús de la Torre recitó un soneto al Cristo de la Agonía y los claveles del manto de la Virgen fueron repartidos entre el público.

La novedad de este año en la Hermandad de la Estrella la constituyó el hecho de que Policías Municipales portaran el trono del Stmo. Cristo de la Humillación, eso sí, de manera excepcional. Aplausos y vivas por las calles de la feligresía, bengalas y saetas, hasta llegar al Llano de la Trinidad donde se celebró el momento culminante. Aquí habló el director espiritual de la Cofradía, don Antonio Domínguez, que exaltó la presencia de Cristo ante el pueblo, exhortando a la humildad y a la penitencia. Mientras el paso del Señor recorría las calles de la feligresía, el de la Virgen de la Estrella se encontraba en Santo Domingo, para después unirse a la comitiva que había de seguir el itinerario.

SUR 2 1970 (1)

En la Hermandad de la Sentencia, María Stma. del Rosario procesionó sobre el trono de Villarreal completamente terminado, de plata repujada y cuajada de claveles rosas.

 Completó el Martes Santo la Hermandad del Rocío que  recuperó en ese año el regreso por calle Lagunillas; constituyó uno de los más emocionantes y típicos momentos en el ambiente de nuestra Semana Mayor. Los vecinos de estas bonitas calles rindieron su más fervoroso homenaje al Señor de los Pasos y a la Virgen del Rocío… (Diario SUR, 25/03/1970). Aún se procesionaba el Señor de los Pasos de Pío Mollar.

Miércoles Santo. A las seis de la tarde se celebró un Vía Crucis en el interior de Santo Domingo, en el que la imagen del Stmo. Cristo de la Buena Muerte y Ánimas fue portado a hombros por Caballeros Legionarios de los Tercios I y II, que durante los días anteriores le habían rendido Guardia de Honor. El traslado se realizó el Jueves  Santo a las doce de la mañana.

En esa misma mañana, se realizó el traslado del Stmo Cristo de Ánimas de Ciegos; junto con Mayor Dolor, eran los únicos titulares de las Reales Cofradías Fusionadas que procesionaban. Fue el último año en el que se procesionó el trono de Mayor Dolor obra de Palma Burgos, adquiriéndose para el año siguiente el que realizara años antes Pérez Hidalgo para María Stma. del Rosario.

A las nueve de la noche salía la Hermandad de la Paloma de calle San Juan. Bonita escena de la plaza de Félix Sáenz, ante el edificio del Círculo Mercantil, donde fueron soltadas numerosas palomas, se encendieron bengalas y se quemó un cartel de artificio con la palabra Viva la Virgen de la Paloma. Para completar este gran momento el Niño de Canillas y la Faraona cantaron saetas. Era la Virgen de la Paloma de Navas Parejo.

A las siete y media de la tarde, la Cofradía de la Misericordia celebró el Santo Rosario para trasladar a los Sagrados Titulares a sus tronos procesionales. El Rico había conseguido restaurar sus dos tronos, los cuales habían sido dañados el año anterior al derrumbarse por el fuerte viento la estructura metálica del tinglao bajo el que se encontraban.

En el cortejo de la Sangre figuraron numerosas personalidades, entre ellas, el Presidente de las Cortes. La Expiración, tres horas antes de su salida procesional, al final del Septenario a María Stma. de los Dolores, realizaba el traslado de sus Titulares a la Casa-Museo, recorriendo calles como Pavía o Ancha del Carmen. A las once de la noche realizó su salida; seguía al paso del Cristo una sección de timbales y la compañía de honores con banda del 25 Tercio. Se destacó el hecho de que el hermano mayor, Enrique Navarro, así como la mayor parte de los directivos de la cofradía, vistieran el traje de penitente (Diario SUR, 26/03/1970).

Jueves Santo. A las doce de la mañana se realizó el traslado de Zamarrilla. Los malagueños acudieron a los templos para asistir a las misas y a los santos oficios.

Hizo una mañana soleada pero conforme avanzó la tarde el tiempo empeoró, lloviendo a las siete de la tarde. Ello provocó que algunas cofradías retrasasen su salida y otras decidieran no salir, como fue el caso de Mena, Misericordia y Esperanza. La Congregación de Mena decidió hacerlo el Viernes Santo por la mañana.

Sí hicieron su recorrido en la noche del Jueves Santo Viñeros, Mutilado y Zamarrilla. La Hermandad de Viñeros salió de la iglesia de las Catalinas a las cinco y media de la tarde, pero una hora antes celebraron sus cultos con una misa de comunión seguido de los oficios del Jueves Santo. La nueva imagen de Ntra. Sra. del Traspaso y Soledad de Viñeros, obra de Francisco Buiza, estaba siendo procesionada por primera vez por las calles de Málaga. El trono de plata fue adornado con claveles blancos. A las ocho y media de la noche la procesión llegó a la puerta de las Cadenas de la Catedral, para hacer estación. Las imágenes quedaron ante la misma, y los penitentes acudieron a rezar ante el monumento.

La Cofradía del Stmo. Cristo Mutilado retrasó su salida a causa de la lluvia. Portaron el majestuoso trono obra de Adrián Risueño doscientos soldados del regimiento de Infantería Aragón 17. El encierro del Cristo en la calle Císter constituyó un emotivo momento y presenciado por enorme cantidad de público que despidió a la venerada imagen mientras la banda interpretaba el himno nacional (Diario SUR, 27/03/1970).

mutilado 1970

Stmo. Cristo Mutilado (Semana Santa de 1970)

Zamarrilla salió y se mojó, a pesar de que el tiempo parecía que tendía a mejorar. Estrenaban el nuevo trono de la Virgen, de los talleres Angulo de Lucena, aunque sin terminar.

Viernes Santo. A las once de la mañana salió la Congregación de Mena. El tiempo tampoco correspondió al buen deseo de todos y el desfile se hizo bajo la lluvia…En él formaron sus directivos y hermanos y con ellos la Legión, que desfiló con más fervor, más marcialidad y brillantez que nunca. El público, que abarrotó las calles, lo presenció con un entusiasmo indescriptible y hasta le importó poco que lloviera torrencialmente (Diario SUR, 29/03/1970).

mena 1970

Mena en la mañana del Viernes Santo de 1970

El Amor fue la primera que hizo su salida procesional en la tarde del Viernes Santo, ya con mejor tiempo, aunque bajo alguna llovizna. El trono de la Virgen fue portado por alumnos del colegio agustino de los Olivos y afiliados a la OJE. A la Hermandad de la Soledad de San Pablo le acompañaron la guardia romana y fuerzas del Regimiento Aragón número 17, como era tradicional.

La lluvia deslució el desfile procesional de la Hermandad de la Piedad que se inició a las ocho y media de la noche. Sepulcro cerró el Viernes Santo ya que Servitas decidió no salir.

Domingo de Resurreción.

De la iglesia de los Santos Mártires salió el Stmo. Cristo Resucitado a las once de la mañana, iniciando su recorrido por las calles Mártires, Salvago, Especerías, Cisneros…Regresó a las dos de la tarde.

Fuentes.- Diario SUR (1970) y Revista GUIÓN (1970)- Archivo Municipal de Málaga/ Imágenes de un siglo en la Semana Santa de Málaga (Diario SUR,2003)// CLAVIJO GARCÍA, A.,Semana Santa en Málaga (Tomo I) . Ed. Arguval, 1987/ JIMÉNEZ GUERRERO, J. Breve historia de la Semana Santa de Málaga. Ed. Sarriá, 2000//@cristomutilado.