Semana Santa de 1894

Málaga, año 1894. Una grave crisis acucia a la ciudad, arrastrada durante las últimas décadas del siglo a causa de la filoxera y el cierre de la otrora próspera industria siderúrgica y textil, provocando paro, marginalidad y mendicidad.

En ese escenario, y como parte del movimiento de promoción de la ciudad para paliar la grave situación económica, se crea la llamada Junta de Procesiones. Entidad promovida por el alcalde Francisco Prieto Mera y por el obispo, el apreciado Marcelo Spínola y Maestre. El objetivo que perseguía esta entidad estaba perfectamente claro y no era otro que dar el mayor esplendor a las solemnidades religiosas de Semana Santa, consiguiendo así atraer a los forasteros. La Junta de Procesiones estaba compuesta por representantes de la vida religiosa, social, económica y política de la ciudad. Figuraban en ella los párrocos de el Carmen, San Juan y San Pedro; un representante del Liceo; otro de los comerciantes; además de los hermanos mayores de las cofradías de la Oración del Huerto, el Paso, la Columna, la Puente, la Misericordia, Azotes y Columna, Humildad, Rescate y el Rico. Desde mediados del mes de febrero se celebraron en la sacristía de los Mártires diversas reuniones en las que se discutieron actuaciones de orden organizativo y financiero. Se planteó la posibilidad  de que las cofradías de cada día salieran juntas desde la catedral para recorrer las principales calles del centro de la ciudad, elaborándose incluso un programa de procesiones.

Marcelo Spinola
Marcelo Spínola y Maestre

El escollo fundamental que encontró el proyecto, y que lo llevó a fracasar, fue la financiación. Se suponía que la misma debía venir del Ayuntamiento, los comerciantes y los centros de recreo; el ente municipal estaba dispuesto a librar dos mil pesetas de la partida de imprevistos, pero a cambio de que hubiera un órgano superior a las cofradías que las coordinara y respondiera de la gestión de la mencionada cantidad. Las cofradías se opusieron a dicha condición, no querían un centro de poder superior a ellas y que decidiera qué se hacía con sus fondos. Las cofradías se alejaron de la promoción de la ciudad y siguieron su camino; percibieron una subvención individual, obteniéndose una suma total mucho menor. Puede afirmarse que esta Junta de Procesiones fue la antecesora de la Agrupación de Cofradías, recuperándose años después proyectos que ya se plantearon en la Junta. Proyectos como el que recordó un colaborador anónimo, y probablemente cofrade, del diario La Unión Mercantil manifestando su oposición al mismo y a la postura del alcalde en este asunto: (…) el proyecto de levantar en el paseo central de la Alameda un extenso tablao para que damas y caballeros disfrutasen (por dinero, se entiende) del paso de las cofradías, por aquel lugar tan amplio y hermoso para coger un catarro con la inacción y cercana humedad del puerto.

Llegó la Semana Santa y el alcalde dictó un bando recordando el exacto cumplimiento de las ordenanzas municipales. Se indicaba la prohibición, desde el Jueves Santo hasta el Sábado siguiente después del toque de gloria, de rodar por las calles carruajes de plaza, de particulares, ni ninguna otra clase de vehículos; solo se exceptuaban los coches fúnebres y los de correos. Igualmente, se prohibía que el Sábado Santo, con ocasión del toque de gloria, se disparasen armas de fuego que da una triste idea de la cultura de este pueblo al seguir una costumbre que la civilización rechaza. Por último, se recordaba que las puertas de los templos debían estar expeditas, sin permitirse reuniones delante de ellas ni en sitios próximos que pudieran impedir el tránsito del público.

Domingo de Ramos. A las once de la mañana tuvo lugar en la iglesia de Santa Ana del Císter Solemne Función, así como la procesión del Señor del Triunfo (Pollinica), siguiendo los Oficios de Misa y Pasión cantada. Por la tarde, la imagen atribuida a las hijas de Pedro de Mena estuvo expuesta.

Lunes Santo. Pasadas las ocho de la noche salió de la iglesia de San Juan la procesión de Ntro. Padre Jesús del Rescate y la de Ntra. Sra. de los Dolores del Puente, imagen que se veneraba aún por aquel entonces en el entorno de la calle Marqués. El recorrido fue el siguiente: San Juan, Carnecería, Nueva, Puerta del Mar, Alameda Principal, Marqués de Larios, Plaza de la Constitución, Granada, Molina Lario, Santa María, San Agustín, Duque de la Victoria, Granada, Plaza de la Merced, Álamos, Torrijos, Puerta Nueva, Compañía, Plaza de la Constitución, Especería, Carnecería, San Juan, a su templo.

Rescate
Ntro. Padre Jesús del Rescate [Foto: Arguval]

Destacó en las andas sobre las que procesionó la imagen de Ntro. Padre Jesús del Rescate un precioso risco, en madera tallada, adornado con flores y plantas artificiales; el autor, el Sr. Guijarro. Los nazarenos vistieron túnicas moradas e iban cubiertos con unos capiruchos iguales a los que se usan por los individuos de las cofradías de Sevilla. Al pasar por Marqués de Larios se detuvo la imagen en el Círculo Mercantil, quemándose varias bengalas. Pasadas las once de la noche regresaron a San Juan.

Martes Santo.  A las ocho de la noche salió de la iglesia de los Santos Mártires la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Orando en el Huerto, recorriendo las siguientes calles: Santa Lucía, Granada, Molina Lario, Santa María, Plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Alameda Principal (por el paseo del centro), Torregorda, Atarazanas, Puerta del Mar, Nueva, Plaza de la Constitución, Granada, Santa Lucía, a su templo.

Procesionó sobre unas andas que habían sido realizadas en 1884 por el Sr. Ortiz; el trono había sido dorado en 1893 por el taller del Sr. Morganti. La túnica que lució la imagen, de terciopelo morado con magníficos relieves en oro, fue regalo de Eduardo Ruiz de la Herranz, notario de la ciudad .

HUERTO (3)
Ntro. Padre Jesús Orando en el Huerto [Foto:@nosoloalameda]

Miércoles Santo. La noche del Miércoles Santo hubo gran concurrencia de público en los templos de la ciudad con motivo de la tradicional visita de insignias. Las hermandades adornaron profusamente con luces y flores sus altares y capillas, causando gran admiración.

Más allá de las nueve de la noche salió de la iglesia de San Juan la Real Hermandad de Ntro. Padre Jesús de Azotes y Columna, con el siguiente recorrido: San Juan, Carnecería, Nueva, Puerta del Mar, Martínez, Marques de Larios,  Duque de la Victoria, Granada, Plaza de la Merced, Álamos, Torrijos, Compañía, Plaza de la Constitución, Especería, Carnecería, San Juan, a su templo. 

Los nazarenos estrenaban túnicas de color grana con petos blancos con el escudo de la Hermandad, llevando además capirote blanco. El trono sobre el que procesionó, con 24 luces encerradas en igual número de bombas de cristal, se informó que había sido realizado en Sevilla en el año 1883, costando unas dos  mil pesetas. Sin embargo, el escultor Eduardo Gutierrez y Gimena envió una carta al director de La Unión Mercantil aclarando que ese trono era producto de un proyecto suyo, encargado en 1886 por la cofradía y ejecutado por sus operarios; solo se realizó en Sevilla, y por su bajo precio, la parte de adornos de nivel plateados.

La hermandad procesionó también a una Dolorosa que se venera en la iglesia de la Concepción donde tiene formada una Hermandad al exclusivo objeto de fomentar el culto de dicha efigie bajo el título de Esclavos de María. (1) 

Jueves Santo. Amaneció un día muy desapacible, con viento frío y huracanado acompañado de algo lluvia, que restó afluencia de público en las calles. A pesar de ello, algunos templos se vieron muy concurridos como San Juan, donde llamó la atención el altar de Ánimas; o en los Mártires, el altar de Concepción Dolorosa con su resplandor de plata; o en Santo Domingo, la capilla del Nazareno cubierta con crespón negro, resaltando el monumento por la profusión de flores y luces sobre el fondo negro de las colgaduras que cubrían el altar; o en la Merced que presentaba un severo aspecto, resaltando la imagen de Ntro. Padre Jesús de Viñeros sobre el fondo negro de crespones.

Salió de la iglesia de San Juan a las siete y media de la noche la procesión de Ntro. Padre Jesús de la Puente, con el siguiente recorrido: San Juan, Carnecería, Especería, Nueva, Puerta del Mar, Martínez, Marques de Larios, Plaza de la Constitución, Granada, Molina Lario, Santa María, San Agustín, Duque de la Victoria, Granada, Plaza de la Merced, Álamos, Torrijos, Compañía, Santos, Carnecería, a su templo. A pesar del mal tiempo pudo completar su recorrido. Los nazarenos vistieron túnicas moradas, no participando en el cortejo los soldados romanos que tanta expectación causaban con sus lujosos trajes.

A las nueve de la noche, y tras una larga deliberación por las inclemencias meteorológicas, decidieron salir de la iglesia del Carmen la Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Columna y la Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Misericordia, con el siguiente recorrido: Carmen, Pasillo de Santo Domingo, Puente de Tetuán, Alameda (lado izquierdo), Acera de la Marina, Maqués de Larios, Plaza de la Constitución, Granada, Molina Lario, Santa María, San Agustín, Granada, Plaza de la Merced, Álamos, Torrijos, Puerta Nueva, Compañía, Plaza de la Constitución, Especerías, Nueva, Puerta del Mar, Alameda (lado derecho), Puente de Tetuán, Pasillo de Santo Domingo, Carmen, a su templo.

Misericordia (2)
Ntro. Padre Jesús de la Misericordia [Foto: Archivo CSIC]

La Columna del Carmen era una hermandad joven, con tan solo seis meses de existencia. Los nazarenos vistieron túnicas blancas con peto encarnado, luciendo la efigie una pureza blanca con fleco de oro, regalo de su camarera.

Misericordia volvía a las calles tras ocho años sin salir; las túnicas de los nazarenos de terciopelo carmesí, llevando todos escudo y corona de metal blanco. La imagen estrenaba una magnífica túnica e iba colocada sobre un lujoso trono y adornado con 22 luces. Llegaron a su templo cerca de las dos de la madrugada.

Tanto la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso como la de Ntro. Padre Jesús de Llagas y Columna suspendieron su salida procesional en la noche del Jueves Santo, acordando realizarla el día siguiente.

Viernes Santo. A las siete de la tarde salieron de la iglesia de Santiago la Cofradía de Ntro. Padre Jesús El Rico, junto con la de Llagas y Columna; efectuaron el siguiente recorrido: Granada, Plaza de Riego, Álamos, Torrijos, Ollerías, Pasillo de la Cárcel (deteniéndose frente a este establecimiento y poniendo un preso en libertad). Después seguirá por las calles Purificación, Álvarez, Molinillo del Aceite, Torrijos, Compañía, Plaza de la Constitución, Especería, Nueva, Puerta del Mar, Martínez, Marqués de Larios, Plaza de la Constitución, Granada, Molina Lario, Santa María, San Agustín, Granada, a su templo.

Media hora más tarde se ponía en la calle la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y María Stma. de la Esperanza, con el siguiente recorrido: Pasillo de Santo Domingo, Puente de Tetuán, Alameda, Puerta del Mar, Martínez,  Maqués de Larios, Plaza de la Constitución, Granada, Molina Lario, Santa María, San Agustín, Granada, Plaza de la Merced, Álamos, Torrijos, Puerta Nueva, Compañía, Plaza de la Constitución, Especería, Nueva, Puerta del Mar, Alameda, Puente de Tetuán, Pasillo de Santo Domingo, a su templo. El Nazareno lo hizo sobre un trono recientemente construido.

Finalizó la Semana Santa del año 1894, que había tenido una mayor presencia de cofradías en las calles a pesar de las dificultades económicas y del fracaso de la Junta de Procesiones. 

 (1) Respecto a esta Dolorosa, a pesar de que la referencia en la prensa podría llevar a pensar que se trataba de la imagen de Esclavitud Dolorosa, ello es improbable. Se tiene constancia de que la imagen de Esclavitud estuvo efectivamente en la iglesia de la Concepción, pero ello fue muchos años atrás, concretamente en torno a 1853; y en 1877 ya se había trasladado definitivamente a la iglesia del Santo Cristo de la Salud. Por otro lado, parece más lógico pensar que la Dolorosa a la que se refiere la noticia sea la imagen de Ntra. Sra. del Mayor Dolor, Titular de la Vera-Cruz, fusionada con Azotes y Coumna desde 1891, pero que no se trasladó desde la Concepción a San Juan hasta 1895.

Fuentes: La Unión Mercantil, Málaga , 1894.

[Foto de portada: Málaga, c.1890  (@lacoracha)]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *