La primera imagen titular de la Hermandad del Santo Sepulcro

Como ya publiqué en la Cuaresma de 2016 en La Opinión de Málaga, en un artículo titulado Misterios cofrades, existían en torno a la primera imagen de Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro una serie de datos que no encajaban. Recordemos: La fundación de la Hermandad del Sepulcro se produjo entre los años 1893 y 1894, no efectuando su salida procesional hasta 1898. En un artículo publicado en el diario El Regional el 18 de marzo de 1918, dentro de la sección El esplendor de la Semana Santa, se hacía referencia a la primera imagen titular. Se contaba por el periodista que era una imagen de gran veneración en el Santuario de la Victoria, de pequeño tamaño (120 centímetros) y que, tras ser trasladada en 1916 a la Merced, fue robada. El asunto, dos años después, continuaba sub iúdice.

Debido a dicho artículo se ha historiado que la hermandad, tras el robo de 1916, adquirió una nueva talla en los talleres de Olot, siendo destruida en 1936. Sin embargo, primer dato que no encajaba, el 16 de abril de 1911, cinco años antes de los supuestos hechos, se publicó en La Unión Ilustrada una fotografía del Señor del Santo Sepulcro en el trono obra de Rodríguez Zapata. Era aquella imagen que se decía procedía de Olot. Ello, lógicamente, suponía que la supuesta sustitución se produjo antes del robo de 1916, no siendo este la causa de aquella.

MONT
Arriba: fotografía publicada en La Unión Ilustrada (1911). Abajo: postal perteneciente a serie publicada en torno a 1925 y fotografía publicada en La Saeta desde 1927.

Por otro lado, y como ya apunté en el artículo referido, era curioso que en ninguna de las publicaciones cofrades de la década de los veinte se hiciera mención a la pequeña imagen propiedad del Santuario al historiarse la hermandad. Es más, en La Saeta de 1931 se publicó: …se fundó esta importantísima cofradía en 1893. Adquirida la efigie de Cristo yacente, se procesionó el año 1898.

Sembrada la duda y sentado que la imagen se adquirió antes de 1916, incluso se podría deducir que fue adquirida entre 1893 y 1898 según lo señalado en La Saeta, era necesario seguir indagando.

Un recorte de prensa conservado en el Archivo Díaz de Escovar (1) daba la respuesta, aunque generaba nuevas preguntas. El 6 de septiembre de 1894 se publicaba en La Unión Mercantil: Anoche fue expuesta en el escaparate del Sr. Bayettini una hermosa escultura, representando a Cristo en el Sepulcro. La imagen pertenece a la nueva hermandad del Santo Sepulcro, de que es hermano mayor D. Francisco Linares Enríquez. La escultura ha sido construida en Barcelona por el celebrado escultor D. José Beixar de Vila.Con ello queda claro que la primera imagen de la Hermandad del Santo Sepulcro fue adquirida en Barcelona en el año 1894, recién organizada la hermandad.

Pero ¿quién era José Beixar de Vila? Difícil encontrar algún dato sobre un tal Beixar, no apareciendo en ningún anuario comercial de la ciudad de Barcelona de aquellos años. El motivo, un error del periodista, seguramente, al copiar de oídas el nombre del artista. El autor de esta primera imagen de Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro fue el escultor José Reixach Vilas (o Joseph Reixach i Vilas).

Reixach había abierto en 1874 en los números 1 al 5 de la desaparecida calle de la Corribia de Barcelona, muy cercana a la Catedral, un taller de escultura religiosa llamado La Artística.  Se da la circunstancia de que en el año 1894, año en que llegó la imagen y fue expuesta en el comercio del señor Morganti Bayettini en el número 5 de la calle Marqués de Larios, La Artística entregó otra imagen de un Cristo Yacente para Andalucía. Se trataba de la Sociedad del Santo Entierro de la localidad cordobesa de Montoro, hoy llamada Cofradía Sacramental del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad. Esa imagen había sido donada por los hermanos Concepción y Mariano López Fernández y fue concebida, igualmente, para ser procesionada en una urna sepulcral, la cual fue realizada en Valencia en el mismo año de 1894. Esta imagen de Reixach fue procesionada por primera vez el Viernes Santo de 1895.

Antiguo Santo sepulcro de Montoro
Cristo Yacente de Montoro, en domicilio particular [Foto:pasionpormontoro.wixsite.com/fototeca]

Mientras, en Málaga, la imagen no había sido procesionada aún. Los primeros estatutos fueron aprobados por el cabildo general el día 21 de octubre de 1894. En el mes de enero de 1895 la hermandad estaba recabando fondos para la terminación del retablo de la capilla del Santuario donde se iba a rendir culto a la imagen, el cual estaba siendo realizado por  Andrés Rodríguez Zapata. Actividades organizadas como funciones teatrales de la compañía del señor Borrego en el Teatro Principal, ubicado en la plaza del Teatro.

El Cristo se encontraba en la tercera capilla del lado del Evangelio, la cual comunicaba con el claustro del convento, teniendo enfrente la puerta que daba al atrio, puerta que no se encontraba en el mismo lugar que en la actualidad (2). La describía Joaquín Díaz de Escovar de la siguiente forma (3): Frente á la puerta que da al atrio, en el lugar que ocupa la que comunicaba con el claustro del convento y lindando con la de Nuestra Señora de la Mar, está la que poseyó el capitán Arias del Castillo para sí y sus sucesores, qué hoy lo son los marqueses de Valdecañas. Recientemente se ha transformado por haber estado abandonada y convertida en almacén, habiéndose colocado recientemente en ella un retablo gótico de gusto moderno, con una efigie yacente de Cristo en el sepulcro, á la que da bastante culto su nueva hermandad.

Tras la aprobación de los primeros estatutos por la autoridad eclesiástica y el Gobierno Civil en marzo de 1895, en la Semana Santa de aquel año se bendijo el altar. Concretamente, tras un aplazamiento de última hora, el Martes Santo el señor obispo Marcelo Spínola y Maestre ofició la primera misa ante el nuevo altar de la hermandad (4).  

Innumerables elogios y visitas recibió el Cristo Yacente en el Santuario, colocado en el altar convenientemente adornado para el culto (5). En la Victoria.Tanto el altar y capilla de Jesús del Sepulcro como el Monumento estaban hermosísimos. Esta es una de las iglesias donde la combinación de luces y flores dan el aspecto más brillante a los altares. Según se nos dice han sido innumerables las personas que estos días han ido a la Victoria, con objeto de visitar el Santo Sepulcro (6).

Volvamos a Barcelona. Allí en el mes de febrero de 1896 falleció José Reixach. Su viuda, doña Rosario, prosiguió con la actividad del taller contratando a más artistas e iniciando una especialización en imágenes del Niño Jesús que le aportaría años después fama mundial. La conocida e importante casa de esculturas religiosas de V. Reixach Vilas, de Barcelona, ha obtenido mención honorífica de primera clase en la exposición Eucarístico-regional…por unas bellísimas imágenes del Niño Jesús, talladas en madera, asunto predilecto de dicha casa, cuyo creciente éxito le ha colocado al nivel de las primeras en su clase en la capital de Cataluña (7).

c1925 serie blanca
Ntro. Pade Jesús del Santo Sepulcro, sobre el trono obra de Andrés Rodríguez Zapata [Foto:@nosoloalameda]

La imagen de Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro procesionó por primera vez el Viernes Santo de 1898, aunque el año anterior se había estado cerca de ello al haber invitado al obispo Muñoz Herrera a la procesión que finalmente no se produjo.El Cristo Yacente de Reixach procesionó sobre un trono obra de Andrés Rodríguez Zapata, el cual no quiso cobrar nada más que lo que costaron los materiales. Por su trabajo, su admirable trabajo no cobró ni un céntimo. Hizo la talla para que se le conociera, vamos, para adquirir renombre y, por cierto, que logró con creces sus deseos. El trono del Señor costó cuatro mil pesetas, a las que que añadir dos mil quinientas más que se invirtieron en la urna, cristales, faroles, etc. pues el pobre Zapata hizo solo el basamento (8).

El negocio seguía creciendo y en 1912 doña Rosario lo trasladó al número 117 del Paseo de Gracia, ampliando considerablemente las instalaciones del taller y la superficie de exposición. Contaba con más de diez trabajadores, siendo el escultor principal Francisco Rogés.

rweix
[Foto: Barcelona turística e industrial]

En 1920 llega el éxito definitivo al recibir un importante encargo de la orden franciscana, custodios de Tierra Santa. El 31 de octubre de 1920, el M.R.P. Gabino Montoro, procurador general de Tierra Santa, de la provincia de Granada, hizo una visita personal a la Casa Viuda de Reixach, haciendo el pedido número 3307 con los siguientes encargos: Niño Jesús de cuna para la Gruta de Belén de 50 cms. La cuna debe tener 60 cms de largo por 27 de ancho. Niño para el día de Epifanía, sentado, de 46 cms. S. Juan Niño, de 50 cms, modelo igual que el construido por Duch, pero de barro cocido y pintado. Es para un lugar húmedo. En la peana debe tener grabado el escudo de España y la inscripción: Costeado por bienhechores españoles para el Desierto de S. Juan. Hace las siguientes observaciones:Los dos primeros Niños, cuanto antes. En la caja debe ponerse la dirección de Jaffa y las palabras de tránsito, para que en Port Said no la detengan. Deben distinguirse por su finura y hay que señalar que son para el P. Custodio (9).

La viuda de Reixach trapasó el taller en 1923 a Josep Campanyà i Ros, pasando a tener el nombre comercial Reixach-Campanyà, como sigue en la actualidad.

1922
Santo Sepulcro, Semana Santa de 1922 [Foto: La Unión Ilustrada]

La imagen procesionó en 1927 sobre el magnífico trono obra del taller del padre Félix Granda, siguiendo diseño de Moreno Carbonero, recibiendo todo tipo de elogios. La noche del Viernes Santo de 1935 lo hizo por última vez. Este Cristo Yacente fue destruido en 1936, al igual que sucedió con el que realizara José Reixach para la localidad de Montoro.

mde
Santo Sepulcro, Semana Santa de 1935 [Foto: Archivo Hermandad Santo Sepulcro]

Antes de que ello sucediera, pudo ser fotografiado por Juan Arenas, gracias a lo cual podemos contemplar plenamente la que fuera primera imagen titular de la Hermandad del Santo Sepulcro.

sepulcro de la victoria e arenas
Ntro. Padre Jesús del Santo Sepulcro, fotografiado por Arenas [Foto: Legado Temboury]

.

(1) Archivo Díaz de Escovar. Caja 112 (54)
(2) Por aquel entonces la puerta estaba donde hoy está el cuadro de las Ánimas, enfrente de la tercera capilla del lado del Evangelio, como se ha indicado; y en el lugar donde hoy está la puerta lateral, entonces se encontraba el altar de Santa Bárbara (familia Gómez Molina).
(3) DÍAZ DE ESCOVAR, J.M., “La imagen de Ntra. Sra. de la Victoria. Patrona de Málaga. Estudio histórico”. Málaga,1898, pp.33-34.
(4) La Unión Mercantil, Málaga, 8 de abril de 1895.
(5) La Unión Mercantil, Málaga, 11 de abril de 1895.
(6) La Unión Mercantil, Málaga, 14 de abril de 1895.
(7) El Correo Español, Madrid, 29 de octubre de 1896.
(8) El Regional, Málaga, 18 de marzo de 1918.
(9) El envío se hizo el 25 de febrero de 1921 y el padre Gabino quedó muy satisfecho por el resultado, según consta por una carta que le escribió a la “Casa Viuda de Reixach Vilas”, cuando ya había vuelto a Jerusalén y en ella se refleja “con verdadera fruición el aprecio que hizo de los Niños Jesús en madera de cedro”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *