Fervorosa Hermandad de Ntra. Sra. de los Dolores y Angustias (Santos Mártires)

La primera referencia documental relevante de esta hermandad la encontramos en una escritura de 9 de julio de 1735 (1), donde se indica que en cabildo general celebrado el 12 de abril del mismo año se determinó se hiciese en cada año procesión pública con su estandarte principal y clero que compone la parroquia entera en el día de viernes de dolores, respecto de que hasta ahora solamente había dicha Hermandad solemnizado esta función en los pocos años que habían pasado, desde que se instituyó esta Hermandad con el Rosario de María Santísima (…). El citado documento tiene por objeto la formalización de la enajenación del estandarte principal a Diego Ponce de León, regidor perpetuo de la ciudad, quien debía costear en el Viernes de Dolores la limosna del sermón que se ha de decir en la festividad y misa solemne de aquel día y limosna que se acostumbra a la música de la Santa Iglesia Catedral, que ha de asistir a esta misa solemne. De la misma extraemos datos importantes: el origen vinculado a la Hermandad del Rosario; la celebración de solemne culto el Viernes de Dolores; y el acuerdo para realizar ese mismo día la salida procesional a partir de 1736, señalándose que Hermandad y hermanos pondrán y sacarán en procesión pública con luces encendidas por las estación de calles que se acostumbra, la sagrada imagen de Dolores y Angustias a que esta Hermandad le da reverente culto (…).

La segunda referencia documental no es de menor importancia que la primera. Nos trasladamos al 27 de abril de 1768 (2), cuando se formaliza la adquisición por la hermandad de una Dolorosa, propiedad de Jerónimo Carranque y Mondragón, marqués de Yebra. A pesar de tratarse de una imagen de medio cuerpo, el marqués autorizaba a que los mayordomos y albaceas puedan hacer desnudar las vestiduras de madera con que se halla y reduciéndola a imagen de cuerpo entero, la hagan vestir en la disposición de tocas y manto talar, según el común estilo en semejantes imágenes (…) y la tengan por su titular. Igualmente, los hermanos debían trasladar la imagen a la capilla propia del vínculo de dicho señor otorgante, que con el título de Desposorios goza en la dicha parroquial iglesia, para colocarla en su camarín y tenga adoración de los fieles (…). Esta capilla era propiedad del marqués de Yebra, quien en 1734 había donado a la hermandad un cuadro del tema de los Desposorios de Nuestra Señora y Señor San José para que lo pudieran vender; a cambio, en el lugar donde estaba el cuadro debían colocar la imagen de Nuestra Señora de los Dolores y Angustias.

tb3974c
Ntra. Sra. de los Dolores [Foto: Legado Temboury]

Se trataba de la capilla hoy destinada a la adoración al Santísimo Sacramento, como así se constata en el plano de distribución de Miguel del Castillo de 1769 con motivo de las obras promovidas por la Cofradía del Santísimo Sacramento, figurando ya en aquel plano como capilla de Dolores y de San Pedro (3).

Existen diversos testamentos de finales del siglo XVIII en los que se ordena la sepultura en la bóveda y capilla de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores sita en los Mártires (1749,1770 y 1795). En 1795 la hermandad cuenta con unos ingresos de 12.635 reales, lo que muestra que tenía cierta entidad, aunque lejos de otras como Ánimas de Ciegos o Vera-Cruz, ambas ubicadas aún en el convento de San Luis El Real y con mayor antigüedad.

Los cultos seguían siendo solemnes a principios del siglo XIX, como demuestra el anuncio-prospecto del novenario impreso en 1806, interviniendo los más destacados predicadores de las distintas órdenes radicadas en la ciudad. Se conserva un opúsculo, fechado en 1801, que contiene el modo de hacer esta novena.

La imagen titular

En un artículo publicado en la añorada revista Vía Crucis de Málaga (4) se apuntaba la posibilidad de que la imagen titular de la hermandad adquirida en 1768 fuese la posteriormente conocida como Virgen de las Lágrimas, atribuida a Pedro de Mena. En 1848 Madoz escribe lo siguiente refiriéndose a la iglesia de los Mártires: Las imágenes que han excitado siempre más la devoción de los fieles, y que al mismo tiempo tienen algún mérito artístico, son el Cristo de la Salud y Ntra. Sra. de los Dolores, obra de Juan (?) de Mena, discípulo del célebre Alonso Cano (5). Hay que recordar que el 15 de noviembre de 1834 había sido trasladada a este templo la imagen del Santo Cristo de la Salud.

Ildefonso Marzo en 1850 prácticamente copia lo indicado por Madoz, corrigiendo el nombre del escultor, en su obra Historia de Málaga. Atribución que se repite en la Guía de Málaga de 1894: Existen en este Templo muy buenas esculturas, sobresaliendo Ntra. Sra. de los Dolores, de Mena. Veinte años más tarde, Ricardo de Orueta le dedicaría a esta imagen una extensa y sentida descripción en su obra sobre la vida y obra de Pedro de Mena.

OR 79731 LAGRIMAS MENA MARTIRES
Ntra. Sra. de los Dolores fotografiada por Orueta (c.1913) [Foto: Archivo CSIC]

En el diario El Avisador Malagueño de 4 de abril de 1857 se inserta un pequeño anuncio de un libro que estaba a la venta sobre la novena a María Santísima Nuestra Madre, que con el título de Dolores, Angustias y Soledad, se venera en la iglesia parroquial de los Santos Mártires de esta ciudad.

El lugar donde se encontraba esta Dolorosa de Mena era la misma capilla que había ocupado la Hermandad de Dolores y Angustias desde 1734. En la nave izquierda se encuentran las siguientes: altar de la Purísima y San Francisco de Paula; Capilla del Sagrario; de la Dolorosa (atribuida a Mena); y de Santa Justa y Rufina, en la cual se halla el bautisterio (6).

Por todo ello, es muy probable que la Dolorosa de los Mártires atribuida a Mena, más tarde conocida como Virgen de las Lágrimas, fuese la imagen que la Hermandad de Dolores y Angustias adquirió en 1768 al marqués de Yebra.

Posible pervivencia de la hermandad en los siglos XIX y XX

Medina Conde incluyó en 1792 a la Hermandad de Dolores y Angustias entre las hermandades sitas en la iglesia de los Santos Mártires, junto con la de Nuestra Señora de los Remedios, la de los Alfareros, la del Santo Rosario o la del Santísimo Sacramento, entre otras (7).

La hermandad seguía con actividad a comienzos del siglo XIX, como demuestra la existencia de un contrato de arrendamiento, fechado en 1809, de una casa propiedad de la hermandad situada en el Muro de Puerta Nueva (8).

En el artículo citado anteriormente de la revista Vía Crucis de Málaga se señalaba la posibilidad de extinción de la hermandad a principios del siglo XIX. Sin embargo, hay referencias en la prensa relacionadas con la novena que pueden llevarnos a pensar en la pervivencia hasta el año 1931, no solo de los cultos a una imagen con advocación de los Dolores en los Mártires, sino también de la propia Hermandad de Dolores y Angustias.

Durante la segunda mitad del siglo XIX se mantenía la solemnidad de la novena a Nuestra Señora de los Dolores, que seguía contando con los más reputados oradores. Continúa en la misma parroquia la solemne novena a Ntra. Sra. de los Dolores. Predicará hoy por la mañana el Sr. licenciado D. Juan Galan y Reyna, canónigo de esta Sta. Iglesia Catedral, y por la tarde el presbítero D. Francisco Javier Sevilla (El Avisador Malagueño 07/04/1854). Participaba en ella incluso el señor obispo: En la iglesia de los Santos Mártires se estrenó un notable «Stabat Mater», del maestro malagueño don Juan Cansino, cantado por los mejores aficionados de Málaga. Dicha tarde, última de la novena de Nuestra Señora de los Dolores, predicó el Obispo, señor Cascallana (9). Igual sucedió en los años 1880 y 1881, en los que en el último día de la novena dio la bendición el obispo.

X6505 lagrimas
Ntra. Sra. de los Dolores [Foto: Archivo Municipal de Málaga]

Pero es a partir de 1869 cuando en la prensa, al referirse a esta celebración, se alude a una hermandad. Ya ha concluido la novena que las hermandades de la Virgen de los Dolores hacen todos los años a las imágenes de esta advocación en las parroquiales de los Stos. Mártires y de San Juan. En el presente se han hecho estos egercicios religiosos con la lucidez y piedad que en los anteriores (El Avisador Malagueño 23/03/1869).

Solemnes cultos y devota novena a María Santísima de los Dolores, que se venera en la iglesia parroquial de los Santos Mártires, Ciriaco y Paula. La consagra su hermandad con la augusta presencia de Jesús Sacramentado. (Correo de Andalucía 04/04/1879). Igual referencia a la hermandad encontramos en 1880 y 1881.

En el siglo XX no se interrumpe la celebración de la novena, ni cesan las referencias a la hermandad: Continúan los solemnes cultos y piadosa novena que con la Augusta y Real Presencia de Jesús Sacramentado consagra a María Santísima de los Dolores, la hermandad canónicamente establecida en esta iglesia (La Unión Mercantil 26/03/1915). En 1918: (…) hermandad establecida en la Parroquia de los Santos Mártires (…) (El Regional 22/03/1918).

Solemnes Cultos y Piadosa Novena que con la Augusta y Real Presencia de Jesús sacramentado, dedica a María Santísima de los Dolores. La Hermandad establecida en la Parroquia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula con el fin de alcanzar de la Santísima Virgen la conversión de los pecadores y Reinado de la Paz y la Caridad de Cristo en el Mundo. Dió principio el día 11 de marzo, a las cuatro y media de la tarde, ocupando en todas ellas la Sagrada cátedra, así como en la función principal que tendrá lugar el viernes 18 de marzo, a las diez y media de la mañana. El último día de la Novena dará la Bendición con el Stmo. Sacramento el Excmo. y Rvmo. Sr. Obispo de esta Diócesis (La Unión Mercantil 18/03/1921).

tb3954c autor Temboury
Culto a Ntra. Sra. de los Dolores en la iglesia de los Santos Mártires (c.1925) [Foto: Legado Temboury]

La mismas referencias encontramos en los años 1927, 1928, 1930 y 1931. Año este último en el que se señala: (…) dedican a la Santísima Virgen de los Dolores su hermandad y fieles devotos unidos a esta parroquia, interesándola por las necesidades de la iglesia, de la nación y de nuestra ciudad (La Unión Mercantil 27/03/1931). En torno a las doce y media del día 12 de mayo de 1931, la iglesia de los Santos Mártires fue asaltada. La imagen de esta bella Dolorosa fue destruida.

Las noticias de prensa anteriores nos pueden llevar a concluir que hubo una hermandad, al menos desde finales del siglo XIX y hasta principios del XX, en torno al culto a la Virgen de los Dolores de los Mártires, que se encontraba en la misma capilla y había mantenido la solemnidad de los cultos de la Hermandad de Dolores y Angustias; o, incluso, pensar en la pervivencia de la misma hermandad (quizá una refundación) y, como vimos anteriormente, con la misma imagen titular.

De Dolores y Angustias a Virgen de las Lágrimas

Antes de los trágicos sucesos de mayo de 1931, únicamente es referida esta imagen como Virgen de las Lágrimas en un especial publicado en 1928 con motivo del tercer centenario del nacimiento de Pedro de Mena (10). Así lo hace en el mismo Orueta, lo cual no había hecho en su obra de 1914.

Sin embargo, en un número de la revista madrileña La Esfera de aquel mismo año de 1928 (7 de abril), en un artículo firmado por Guillermo Rittwagen, se refieren a la imagen como Nuestra  Señora de los Dolores: Dos imágenes de Dolorosas dejó el arte de Mena en Málaga. Una de ellas que se venera en la parroquia de San Pablo bajo la advocación de Nuestra Señora de la Soledad, y la otra bajo la de Nuestra Señora de los Dolores, en la iglesia parroquial de los Santos Mártires. No sería la única publicación nacional en la que se publicaría una fotografía de esta imagen. El 18 de abril de 1930 apareció en la revista ilustrada Nuevo Mundo, una de las más importantes de España del primer tercio del siglo pasado, junto con Traspaso y Soledad de Viñeros, y Consolación y Lágrimas.

NUEVO MUNDO 18.04.1930
Ntra. Sra. de los Dolores [Revista ilustrada Nuevo Mundo, 18/04/1930]

En la portada de la revista La Saeta de 1923 figura una fotografía de la Dolorosa y al pie de la foto reza: Imagen de Ntra. Sra. de los Dolores. En el especial del Diario de Málaga de 1927 tampoco se refiere a la misma como Virgen de las Lágrimas.

En los documentos posteriores a los sucesos de mayo de 1931 sí se la identifica como Virgen de las Lágrimas. Así sucede en el Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Málaga de 15 de agosto de 1931; o en el primer informe sobre lo destruido emitido por Juan Temboury en octubre de 1931 a instancias de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo (11).

El motivo de ello nos lo puede dar el periodista Escolar García, quien al relatar los tristes sucesos hace una descripción de la iglesia de los Mártires: (…) la escultura notabilísima del inmortal Pedro de Mena conocida por la Virgen de las Lágrimas (12). Lo que nos lleva a pensar que la Virgen de los Dolores de los Mártires fuera conocida a finales de los años veinte como Virgen de las Lágrimas, sin ser su advocación, en alusión a las características lágrimas que tenía esta bella imagen.

“Esa pobre mujer, rendida de llorar, se detiene un momento a contemplar su dolor. Los ojos muy abiertos y muy fijos, casi de loca, no miran. La atención, si la hay, está puesta en el interior. Tampoco lloran ya.”(13)

En la actualidad, existe en la iglesia parroquial de los Santos Mártires una imagen con la advocación de Nuestra Señora de los Dolores, talla anónima del siglo XVIII, la cual se encuentra a los pies del Cristo de la Agonía, en un retablo de pared junto a la que fuera capilla de la Hermandad de Dolores y Angustias. Igualmente, podemos encontrar una Virgen de las Lágrimas, obra del siglo XIX atribuida a Salvador Gutiérrez de León, ubicada en una hornacina a los pies de la Virgen del Carmen en la capilla homónima. Se mantiene viva la historia devocional de aquella Dolorosa de los Mártires, obra del genial Pedro de Mena.

tb3978 autor Murillo Carreras
Ntra. Sra. de los Dolores, fotografiada por Murillo Carreras [Foto: Legado Temboury]

(1) Cit. LLORDÉN, A. y SOUVIRON, S., “Historia documental de las cofradías y hermandades de pasión de la ciudad de Málaga”. Málaga, 1969, p.773 (Archivo de Protocolos. Escribanía de Salvador de Salas; fols. 1233-1246. Año 1735).
(2) Cit. LLORDÉN, A. y SOUVIRON, S., Op. cit., p.776 (Archivo de Protocolos. Escribanía de Luis Jerónimo Pizarro; fols. 231-233. Año 1768).
(3) Cit. CAMACHO MARTÍNEZ, R., “La parroquia de los Mártires de Málaga, nueva capilla sacramental del siglo XVIII”. Laboratorio de arte 5, 1993, p.51 (Archivo Histórico Nacional, Consejos, leg 15.945, fols 259 y 271.Plano nº392).
(4) HEREDIA FLORES, V. y JIMÉNEZ RUTLLANT,A., “La Hermandad de los Dolores de los Mártires y la Dolorosa de Mena”. Vía Crucis de Málaga, nº15, 1993, pp.34-41.
(5) MADOZ, P., “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar”. Tomo XI, Madrid, 1848, p.83.
(6) URBANO, R.A., “Guía de Málaga para 1898”. Málaga,1898, p.56.
(7)GARCÍA DE LA LEÑA, C. (seudónimo de Medina Conde, C.), “Conversaciones históricas malagueñas”. Málaga, 1793.Título III, pp.230-231.
(8) HEREDIA FLORES, V. y JIMÉNEZ RUTLLANT, A., Op. cit.,p.36.
(9)DÍAZ DE ESCOVAR, N., “De la vieja Málaga, 1851-1857”. Málaga, 1922. Noticia de 8 de abril de 1854.
(10)VV.AA., “Pedro de Mena. Escultor. 1628-1928”. Málaga, 1928.
(11) Cit. JIMÉNEZ GUERRERO, J., “La quema de conventos en Málaga”. Málaga, 2006, p.348 (Primer informe sobre lo destruido en Málaga durante los sucesos de mayo de 1931. Juan Temboury. Octubre de 1931).
(12) ESCOLAR GARCÍA, J., “Los memorables sucesos desarrollados en Málaga los días 11 y 12 de mayo de 1931. Un reportaje histórico.”. Málaga,1931, p.61.
(13) ORUETA Y DUARTE, R., “La vida y la obra de Pedro de Mena y Medrano”. Madrid,1914, p.185.

 

[Foto de portada: Plaza de los Mártires (Archivo Municipal de Málaga)]

Comments: 2

  1. Juan C. says:

    Interesantísimo artículo, tal y como nos tienes acostumbrados. Una consulta: ¿se trataría esta imagen de la que aparece en el siglo XIX también bajo la advocación de la Soledad en la Iglesia de los Mártires? Quizás al tener los nombres de Dolores, Angustias y Soledad se propiciara que se la llamase indiferentemente de alguna de esas tres formas, aunque la primera advocación fuese la más utilizada.

    • nosoloalameda says:

      Muchas gracias.
      Sí, es posible, aunque efectivamente la advocación más utilizada fue la de Dolores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *