El Pregón (I)

Tras haber repasado en esta sección Rincón de lectura publicaciones como Christus, La Pasión de Cristo, el extraordinario de Diario de Málaga o los especiales de El Regional, llega el turno de El Pregón. Lo primero, aclarar que, a pesar de su título, no se trataba de una publicación específicamente cofrade como las dos primeras que he referido. A pesar de ello, sí mostró especial preocupación por los temas cofrades, no solo en Cuaresma o Semana Santa, sino también durante todo el año.

El primer número de El Pregón se publicó el 22 de diciembre de 1927, alcanzando pronto una popularidad que lo convirtió en uno de los semanarios de mayor tirada en la Málaga de la época, rivalizando con Vida Gráfica.  Lo consiguió gracias a su marcado carácter localista que expuso ya en su primer editorial al señalar: …como anhelo el más ferviente, que este semanario, que ha de sentir siempre en malagueño, malagueño sea, de la entraña de Málaga hasta en su título. Malagueñismo que servía para eludir el mostrar cualquier tipo de orientación política en plena dictadura de Primo de Rivera: ¿Política?.. Quién habla de eso a la hora de ahora. A nuestro malagueñismo nos atenemos. Esa es la única y firme y leal política de El Pregón.

Neutralidad, a pesar de que su director, el periodista y profesor José Blasco Alarcón (1883-1960), era un ferviente republicano, además de primo de Pablo Picasso. Entre los colaboradores, firmas prestigiosas como: Salvador Rueda, José y Manuel Prados y López, Manuel Siurot o Narciso Díaz de Escovar. Las fotografías corrían a cargo del omnipresente Francisco Sánchez.

IMG_5059
Portada de El Pregón, 22 de marzo de 1928 [Foto: Archivo Municipal de Málaga]

Se ponía a la venta los jueves, al módico precio de veinte céntimos, pudiendo adquirirse en el quiosco de Rafael Alcalá, en la plaza de la Constitución. El primer número dedicado en especial a la Semana Santa fue publicado en la Cuaresma de 1928, concretamente el 22 de marzo. En la portada, el Cristo de Mena. Entre los contenidos de este número, destacar la mención a la imposición de la Medalla al Mérito en el Trabajo a Antonio Baena, señalando: Como premio justamente otorgado a la labor de toda una vida que en el trabajo se hizo y del trabajo supo recabar riquezas y honores…Otra nota simpática hay en este homenaje: la de que las insignias que al señor Baena han de ser impuestas son regalo que al “ilustre trabajador” ofrecen los trabajadores malagueños…El Pregón, malagueño neto, sin trampa ni cartón, da a don Antonio Baena, malagueño de legítima cepa, su enhorabuena cariñosa por el homenaje que le será ofrecido.

En las páginas centrales se publicó un extenso reportaje, titulado La Semana Santa malagueña. Lo que de sus Cofradías dicen los Hermanos Mayores que las dirigen. En el mismo se loaba la labor de las cofradías en favor de la ciudad de Málaga. Entrevistas que, como en otras ocasiones he apuntado, siempre aportan datos curiosos sobre la historia de nuestras cofradías y la situación en la que se encontraban en aquel momento.

Antonio Baena Gómez, hermano mayor de la Archicofradía de la Sangre, anunciaba que ya tenía adquirida una bella imagen y que Luis de Vicente estaba construyendo un trono para Ella, que tenemos por seguro figurará en la Semana Santa del próximo año.

Manuel Cárcer Trigueros, hermano mayor de la Archicofradía de la Esperanza, declaraba que desde el 15 de abril de 1925 hasta el 14 de marzo de 1928 habían conseguido recaudar, por diversos conceptos, 150.409,63 pesetas, habiéndose amortizado además de una deuda antigua 29.863,95 pesetas. Manifestaba que los esfuerzos se centraban en ese momento en las obras de la capilla en la iglesia de Santo Domingo, que habían comenzado en el mes de julio del pasado año, las cuales ascenderían a 60.000 pesetas. Al ser cuestionado sobre proyectos de futuro, contestaba Manuel Cárcer:…presto toda mi atención a la realidad y ejecución de un presente, no acostumbro a fantasear sobre un porvenir incierto; soy de opinión que los cargos no deben vincularse y consecuente con este criterio, si la Hermandad no dispone otra cosa, el día que se coloque la última piedra de la capilla, será el último de mi modesta colaboración en la presidencia.

Francisco García  Almendro, hermano mayor de las Reales Cofradías Fusionadas, explicaba cómo había pasado de ser hermano mayor honorario a hermano mayor efectivo, a causa de una muy difícil situación económica que motivó el embargo de todo cuanto tenían lo que imposibilitó salir el año anterior. El que había sido alcalde de Málaga debía solventar la situación, señalando como primer objetivo satisfacer a la casa acreedora principal, gran parte de su crédito, obteniendo la liberación parcial del panteón que posee la Hermandad en el cementerio de San Miguel y de los tres tronos y demás efectos procesionales.

Enrique Navarro Torres, hermano mayor de la Archicofradía de la Expiración, apuntaba que desde que llegó al cargo el 23 de junio de 1923 se habían realizado reformas en la joven archicofradía por valor de más de 300.000 pesetas; destinadas en su mayor parte al trono de la Virgen, variación completa del trono del Santísimo Cristo, palio, manto, instalaciones eléctricas de los altares de los Titulares y reformas en los mismos a más de la ampliación de la Iglesia y de la puerta de la misma. Contaba con más de 800 hermanos y presentaba como reforma principal para el año 1928 la ampliación del manto de la Santísima Virgen a siete metros. Junto a ello, destacaba el hecho de que, desde ese año, la imagen llevaría las manos separadas lo que permitirá que luzca alhajas por valor de 50 a 60 mil pesetas, que facilitan entusiastas cofrades.

Su anhelo, que la Semana Santa de Málaga sea la más grandiosa y que mi Hermandad sea la más hermosa de la Semana Santa malagueña. ¿Las nuevas reformas? Quiero que corroboren lo que he dicho anteriormente.

Fernando Laffore, hermano mayor de la Cofradía de Jesús El Rico, anunciaba como grandes reformas el nuevo trono del Señor, obra de Luis de Vicente, así como una rica candelería para María Santísima del Amor. Proyectaba para 1929 la gran reforma del manto.  

Carlos García y García, hermano mayor de la Cofradía de Jesús Orando en el Huerto, indicaba como reforma el nuevo manto de Nuestra Señora de la Concepción, de terciopelo azul y bordado en plata, obra magnífica de la industria valenciana.

En la última página de este número se incluían los precios para las tribunas y sillas.

paginaba

El jueves siguiente, 29 de marzo, tras hacerse eco del acto de imposición de la Medalla al Trabajo a Antonio Baena, El Pregón continuó con la publicación de las entrevistas a los hermanos mayores. Esta vez se eligió para la portada una fotografía de María Santísima de la Esperanza.

IMG_5066
Portada de El Pregón, 29 de marzo de 1928 [Foto: Archivo Municipal de Málaga]

Manuel Sánchez Pérez, hermano mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de los Pasos en el Monte Calvario, decía que para ese año se habían adquirido nuevas capas de damasco de seda, morado y blanco, y escapularios bordados en oro y seda para los mayordomos y campanilleros. Además, dos nuevos estandartes de terciopelo morado, bordados en oro, para el frente de procesión.

Presentaba como máxima aspiración incorporar a nuestra procesión un nuevo Paso de la Virgen, bajo una advocación que no hay en Málaga.

Joaquín Mañas Hormigo, hermano mayor de la Congregación de Mena, indicaba que la principal reforma era la realizada en el trono del Crucificado con la finalidad de que pudiera admirarse mejor la imagen cuando fuera procesionada. Aventuraba: Durante el año próximo, es casi seguro sea introducida una devoción nueva con el apoyo del Ilustrísimo  Sr. Obispo, que se dignará escribir una oración al efecto y se intensificará extraordinariamente el culto interno.

Francisco de Asís Cabrera Anaya, hermano mayor de la Cofradía de la Misericordia, aducía que las grandes reformas llevadas a cabo en años anteriores impedían presentar para 1928 grandes estrenos.

Antonio Molina Fernández, hermano mayor de la Cofradía de la Soledad de San Pablo, informaba que se había llevado a efecto la restauración de la imagen por Francisco Palma García. Asimismo, señala que se habían reformado los arbotantes del trono, aumentando el número de luces, y que se iban a estrenar importantes modificaciones en los equipos de los romanos, costeadas por el hermano Nicolás Riccardi.

Anunciaba para el año 1929 algo que debido a la muerte de Luis de Vicente no se llevó a efecto: Un trono del más puro estilo barroco verdadera joya de arte del insigne artífice granadino.

Manuel Otaola Soto-Cañavate, hermano mayor de la Cofradía del Amor, señalaba como principales novedades el nuevo alumbrado del trono y cuatro nuevas dalmáticas, así como una nueva cruz guía, regalo de dos fervorosos hermanos.

Trinidad Egea Molina, hermano mayor de la Cofradía de Zamarrilla, explicaba que la adquisición de un trono para Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio y otro nuevo para María Santísima de la Amargura impedían presentar novedad alguna para ese año.

IMG_5098
María Stma. de la Amargura, Semana Santa de 1928 [Foto: El Pregón. Archivo Municipal de Málaga]

Eduardo Rodríguez Aguilera, hermano mayor de la Cofradía de la Columna, señalaba que, gracias a las aportaciones de devotos, podía ir aumentando  los enseres y equipos. Preveía para el año de 1929 un nuevo trono que estaba en proyecto.

Joaquín Masó Roura, hermano mayor de la Hermandad del Sepulcro, no pudo evitar referirse al importante estreno del año anterior, consistente en el nuevo trono realizado por los talleres del padre Félix Granda, joya de inapreciable valor artístico y una de las más ricas preseas con que nuestra Semana Santa puede enorgullecerse. Añadía, que como novedad para 1928 y para mayor lucimiento del artístico túmulo, los penitentes que lo rodean irán provistos de antorchas, iluminación la más apropiada y en consonancia más perfecta con la significación alegórica de este soberbio Paso religioso.

Cerraba estas entrevistas, Manuel Nogueira Jiménez para hablar del Santísimo Cristo Resucitado y explicar el proyecto de nuevo grupo escultórico y trono encargados a Luis de Vicente, andas a base de ir estas montadas sobre carrocería de coche.

Destacar en este número, en la sección Del parnaso español, un soneto de Salvador Rueda al Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas.

paginaai (1)

El Jueves Santo de 1928 continuó El Pregón dedicando espacio a la Semana Santa, publicándose varios artículos suscritos por los colaboradores habituales, como el dedicado a la Soledad de San Pablo; a la Virgen de Servitas, escrito por José Estrada, o un poema de Salvador González Anaya, titulado Cristo en el GólgotaPara tan señalada fecha, se publicó un artículo el arcipreste Andrés Coll, titulado Los triunfos de Jesucristo, ilustrado con una fotografía del  boceto de la Piedad de Palma.

IMG_5083
Boceto de la Piedad [Foto: El Pregón. Archivo Municipal de Málaga]

El jueves siguiente, 12 de abril de 1928,  se publicó un reportaje de la Semana Santa que acaba de concluir con diversas fotografías. Imposible nos es traer, como nuestro gusto sería, a estas páginas de El Pregón, notas completas de los desfiles procesionales, espléndidos todos…y de los que Sánchez, el notable fotógrafo recogió completa información. Del mismo modo, se incluyó la noticia del tradicional almuerzo que ofrecía cada año Antonio Baena, como presidente de la Agrupación, en los Baños del Carmen; y de un homenaje tributado por la Cofradía de Jesús El Rico a Luis de Vicente, en el merendero de Antonio Martín.

Había concluido la Semana Santa de 1928, aunque no terminaron ahí las noticias cofrades en este semanario. En el mes de agosto publicaban que la Archicofradía de la Sangre nombraría hermano mayor honorario al Regimiento Borbón, siendo realizado para la ocasión un artístico pergamino por el pintor malagueño Murillo Carreras. En ese mismo mes, se publicó el resultado del concurso de carteles para 1929.

Ya en el mes de noviembre, daban la noticia de la solemne ceremonia de bendición de la imagen de María Santísima del Rocío: …por donación generosa de la piadosa señora Viuda de Pina, la que, para mayor esplendor de su próxima actuación en la Semana Mayor, constituyó un nuevo Paso procesional que acompañe al de su sagrado titular…La fiesta religiosa con que la hermosa imagen fue instalada en el templo donde desde ahora ha de ofrecerse a la devoción malagueña, tuvo como decimos, muy noble solemnidad, demostración palpable de la acendrada fe y el intenso fervor que los hermanos de la Cofradía de San Lázaro ponen como característica  primordial de todos sus cultos.

IMG_5196
Primera imagen de María Santísima del Rocío el día de su bendición [Foto: El Pregón. Archivo Municipal de Málaga]

(Continuará)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *