EL NACIMIENTO DE UNA DEVOCIÓN

La Hermandad de Nuestra Señora de la Trinidad, que tuvo su origen en el año 1934, se refundó cuatro años más tarde una vez concluida la Guerra Civil en Málaga. El objetivo de los refundadores en esta nueva etapa era distinto al inicial, pretendiendo crear una cofradía de Pasión. Esta modificación albergaba desde su inicio la idea de añadir un nuevo titular, Ntro. Padre Jesús Cautivo. En cuanto al origen de la advocación y a qué llevó a los hermanos de la Trinidad, encabezados por José Carrasco Castilla, a decidirse por aquella, existen diversas teorías. Estas van desde  el hecho de haber estado la imagen de María Santísima de la Trinidad “cautiva” durante los primeros meses de la Guerra Civil, hasta hacerlo en honor de los cautivos que habían existido en España. Sea cual fuere el motivo,  lo que sí es cierto es que en la primera reunión de la junta de gobierno (07/05/1939) se nombró hermano honorario a la Hermandad de Cautivos por España.

ca 1940
Iglesia de San Pablo (ca. 1940) [Foto: Archivo Municipal de Málaga]

El encargo de la nueva imagen, probablemente en 1938, se hizo al artista granadino José Gabriel Martín Simón. ¿Por qué a él? Se apunta como posible causa el conocimiento por los cofrades del trabajo del artista por haber realizado la imagen de la Soledad de San Pablo (destruida en 1936) y la imagen de Jesús de la Sentencia, cuando esta hermandad se encontraba en el mismo templo. Simón, como era conocido en los círculos artísticos granadinos, se había iniciado en el oficio con su tío Pablo de Loyzaga antes de cumplir los veinte años de edad, pasando después al taller del reputado Navas Parejo. En aquel año de 1938, el artista era profesor interino de metalistería en la Escuela de Artes y Oficios, y estaba realizando la imagen del Santísimo Cristo de la Agonía para la Hermandad de las Penas (imagen que hoy se encuentra en la iglesia parroquial de San José Obrero en el barrio malagueño de Carranque).

Martín Simón terminó su obra, su gran obra. Una vez entregada a los hermanos, se tenía que someter al examen de la Comisión de Arte Sacro vinculada a la Academia de Bellas Artes de San Telmo. Se había creado con la finalidad de controlar la calidad de las imágenes que encargaban las cofradías en aquellos complicados años. La imagen no obtuvo el visto bueno, y fue rechazada por su escasa valía artística. Lo que no percibió dicha Comisión fue que quizá su valía era otra. Las causas del rechazo: la falta de proporción y la desnudez. El vestir a la imagen se convirtió en una condición inexcusable para el obispado. La junta de gobierno acordó vestirla con una túnica que tapara dichos defectos; ello, junto con la mediación de José Suárez Faura, párroco de Santo Domingo, posibilitó que la imagen de Jesús Cautivo fuera bendecida el 19 de marzo de 1939. La túnica que vistió ese día fue realizada por Ana Carrasco Castilla, hermana del hermano mayor, con las telas de color entre blanco y marfil que había conseguido Francisco Ortega Carrasco,  también hermano de la cofradía y que trabajaba en una fábrica de tejidos en la Alameda de Capuchinos.

Desde un tinglao situado en el Callejón del Villazo, cerca de la calle Juan de Austria, salió por primera vez la imagen de Jesús Cautivo a las calles de Málaga, era el Lunes Santo de 1940. Lo haría sobre un modesto trono obra de Manuel Benítez, haciendo el siguiente recorrido: Trinidad, Puente de la Aurora, Cisneros, Especería, Nueva, Puerta del Mar, Alameda, Larios, Plaza de José Antonio, Granada, Plaza del Siglo, Méndez Núñez, Plaza de Uncibay, Tejón y Rodríguez, Ollerías, Cruz del Molinillo, Puente de Armiñán, Tacón y Trinidad.

img_9829
Nuestro Padre Jesús Cautivo antes de la primera salida procesional (1940) [Foto: Arguval]

Días antes de la procesión, el diario SUR anunciaba: “El Cristo de los Caballeros Cautivos. Cruzará por vez primera las calles en procesión. Cruz trinitaria sobre túnicas blancas…En la procesión figurará una nutrida representación de la Hermandad de los Cautivos por España, que ostentan el cargo de Hermanos Honorarios.” (Diario SUR, 12/03/1940).

sur 1940
[Diario SUR]

Lo que sucedió a partir de este momento con la imagen de Jesús Cautivo no tiene explicación. Trascendió el vínculo político-militar que impregnaba el resurgimiento de las cofradías malagueñas y, en este caso, lo hizo desde el principio. Acogió la devoción, en plena posguerra, de un barrio humilde, de un pueblo malagueño necesitado y castigado. Es posible que el Cautivo canalizara  el torrente devocional que, hasta pocos años antes, había tenido el Nazareno del Paso de Santo Domingo. Los Caballeros Cautivos quedaron relegados, y el pueblo cobró protagonismo siguiendo la estela del Cautivo.

Ya en 1942, se señalaba al describir la procesión: “…y tras Él numerosos fieles cumpliendo promesas” (Diario SUR 31/03/1942). En 1948, y debido a la creciente fama milagrosa de la imagen, la junta de gobierno decidió potenciar la actividad cultual acordando celebrar, todos los primeros miércoles de mes, un solemne besapies en su capilla. En el Quinario celebrado aquel año había asistido un gran número de cofrades y de fieles.

El fervor por el Cautivo continuaba creciendo. “Seguían al paso de Jesús Cautivo más de tres mil quinientos penitentes, en doble fila, cumpliendo promesas, muchos de ellos descalzos, y rezando ininterrumpidamente el Santo Rosario. El espectáculo de fervor y devoción de los penitentes del Cautivo ha sido uno de los momentos cumbres de esta noche en la Semana Santa malagueña.”(Diario SUR  12/04/1949).

CAUTIVO (2)
El Cautivo por la Trinidad (ca.1946) [Foto:@nosoloalameda]

“Las apretadas filas que siguen a la milagrosa Imagen invaden las estrechas callejas. La luz de los tronos se desborda con inusitado resplandor iluminando miles y miles de rostros devotos y hay saetas que cantan en el silencio de la noche el dolor del Señor a su lento andar. ¡Cuánta fe!, ¡Cuánta promesa tras Jesús Cautivo! Centenares de fieles, en interminables filas, acompañan a Jesús rezando en voz baja, levantando un profundo murmullo de plegarias a los largo de todo el recorrido, espectáculo que sobrecoge por su extrema grandeza y ya jamás se olvida” (Revista La Saeta, 1951).  

Pasaron los años y el Ecce Homo que tallara Simón tuvo que ser restaurado: Agustín Clavijo (1980-1981 y 1986-1987), Luis Mejías (1990) y María Teresa Real Palma (2002), los encargados de ello; esta última restañó pequeños arañazos en el rostro y la cabeza, fruto de los miles de claveles que caen sobre la imagen durante el multitudinario traslado, y restauró y repolicromó su pie derecho, deteriorado como consecuencia de los besapies.

cautivo .
[Foto: Revista La Saeta]

Hoy como ayer, miles de devotos siguen a Jesús Cautivo cada Lunes Santo. Hoy como ayer, nunca está solo en San Pablo. Quizá la explicación esté en la respuesta que se dio Carmen, uno de los personajes de aquel inolvidable pregón, al mirar a su alrededor cuando iba tras Él: “Te quiero porque nos das consuelo, porque nos unes y porque eres pueblo Cautivo, eres pueblo como yo.”

Fuentes: Revista La Saeta (1951 y 1988) / Diario SUR 31/03/1942 –Archivo Municipal de Málaga/ VV.AA. (JIMÉNEZ GUERRERO, J., coord.) Cautivo y Trinidad. Estudio Histórico Artístico de la Real, Muy Ilustre y Venerable Cofradía de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús  Cautivo, María Stma. de la Trinidad Coronada y del Glorioso Apóstol Santiago, 2005)/ DOMÍNGUEZ BANDERA, J.A. Pregón de la Semana Santa de Málaga, 2011// Páginas web: http://www.lahornacina.com/ // @albardilla.

[Foto de portada: @albardilla] 

 

Comments: 2

  1. José Luis Palomo Gallardo says:

    Magnifico resumen. No se puede decir mas y mejor en tan poco espacio. Os animo a seguir ampliando la historia con datos actuales.
    P.D. Llevo 56 años de vestidor de Jesús Cautivo.
    He sido su hermano mayor durante 8 años.
    Actualmente soy Albacea de Cultos.

    • nosoloalameda says:

      Muchas gracias, en ello seguiré. Un abrazo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *